jueves, 25 de abril de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

17 de enero de 2005

Invertia.com

El PIB creció un 2,6% en 2004, según las Cámaras, que advierten que la creación de empleo se debilitará este año

El crecimiento de la economía española durante el ejercicio 2004 se situó en el 2,6%, misma tasa que en el último trimestre del año, según las Cámaras de Comercio, que advierten que la creación de empleo podría moderarse en 2005.

Según el Boletín de Situación Económica del cuarto trimestre, la fortaleza de la demanda interna y la construcción han sido los motores, mientras que el sector exterior mantiene su aportación negativa al crecimiento. Durante el último trimestre del año, la creación de empleo y lo bajos tipos de interés continúan ejerciendo de estímulo al consumo de los hogares, pero es la inversión, en línea con lo ocurrido en el tercer trimestre, la que ha conseguido un avance más significativo.

Por su parte, la aportación negativa al crecimiento de la demanda externa se mantiene. La apreciación del tipo de cambio dólar-euro y el diferencial de inflación respecto a la zona euro afecta negativamente a la competitividad de los productos españoles en el extranjero.

Por sectores, la industria se revitalizó y experimentó un avance impulsado por la mejora de los bienes de equipo. La construcción, por su parte, mantuvo la "moderada" tendencia de ralentización, aunque conseguirá crecimientos superiores a la media. Finalmente, los servicios también experimentaron una cierta moderación de la actividad, derivada de un comportamiento del comercio "ligeramente más débil de lo esperado".

Las cifras de paro indican que 2004 se cerró con la creación de cerca de 400.000 empleos, dato que podría moderarse en 2005 si se confirma la "ligera" suavización de la actividad y durante el año que acaba de empezar podrían crearse 300.000 nuevos puestos de trabajo. En 2004, los resultados de las empresas continuaron siendo positivos, la actividad productiva mostró un crecimiento "estable" y el diferencial entre rentabilidad y coste de la financiación evoluciona favorablemente. "Las empresas españolas están en una situación positiva para aumentar su productividad y competitividad a través de nuevas inversiones", aseguran las Cámaras.

No obstante, matizan que dada la continua aportación negativa del sector exterior es necesario acometer reformas que permitan mejorar la competitividad estructural, que depende, entre otros factores, de la innovación, de la introducción de nuevas tecnologías en las empresas y de la mayor especialización en productos de calidad media-alta.

Entorno internacional


En cuanto al entorno internacional, el informe de las Cámaras señala que la economía mundial cerró el ejercicio 2004 con un crecimiento cercano al 5%, a pesar de los elevados precios del crudo, los desequilibrios de Estados Unidos y de la inestabilidad geopolítica. Ante la persistencia de las incertidumbres anteriores, las perspectivas indican que 2005 será un año con menor crecimiento y que éste se situará en tasas de alrededor del 4%.

Por su parte, la economía de la zona euro continúa mostrando un crecimiento inferior al 2%. No obstante, se ha producido una recuperación de la demanda interna derivada de una aceleración de las tasas de inversión de las empresas. El mantenimiento de esta tendencia en 2005, junto con una recuperación del consumo de los hogares, podría favorecer que en 2005 se cierre con un crecimiento del 2%.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad