sábado, 20 de julio de 2024

Noticias

Buscar

Restaurar

04 de julio de 2024

Cinco Días

España ganó cuatro millones de turistas en cinco meses y se acerca al récord de 95 millones de viajeros

La llegada de extranjeros sigue batiendo récords por la fuerte demanda de todos los mercados, en especial de Reino Unido, Francia y Alemania. Cataluña es la autonomía más beneficiada, con un millón de turistas más hasta mayo

Ni la subida de precios, ni las protestas contra el turismo masivo y sus efectos en la población residente en Canarias, Baleares o Málaga ni la amenaza de una ola de calor están sirviendo para enfriar una demanda de viajes a España que no conoce techo. En mayo llegaron a los principales destinos turísticos 9,2 millones de viajeros extranjeros, lo que significó un crecimiento del 11,5% y una ganancia superior al millón de turistas respecto al mismo mes de 2023, que ya batió el máximo histórico alcanzado en 2019, según la información publicada esta mañana por el INE.

Se trata de la primera vez en la serie histórica que mide el INE en la que las llegadas en ese mes superan la barrera de los 9 millones de viajeros, reservada tradicionalmente para los tres meses de la temporada alta. En los cinco primeros meses del año llegaron 33,2 millones, lo que supuso una subida anual del 13,6% y mas de cuatro millones de turistas adicionales en comparación con el mismo período de 2023. Si el crecimiento de la demanda registrado hasta mayo se mantiene en los siguientes siete meses, especialmente en temporada alta (algo bastante fácil en función de las reservas que manejan agencias de viajes y touroperadores), 2024 se podría cerrar con un saldo final de 95 millones de viajeros y la cifra “icónica” de los 100 millones se podría alcanzar en 2025 El análisis por mercados emisores muestra que todos crecieron con fuerza, a tasas de dos dígitos, con la excepción de Portugal, que retrocedió un 1,3% en los cinco primeros meses del año. En el otro lado, Reino Unido, Francia y Alemania, los tres países que más turistas envían a España (entre los tres suman el 46% del total) subieron un 10,6%, un 13,2% y un 14,7% anual, respectivamente. En términos absolutos, Alemania fue el mercado que más creció, con 684.413 viajeros más entre enero y mayo, seguido por Reino Unido (579.506 más) y Francia (487.962 más).

Entre las principales autonomías de destino, la más beneficiada por el bum del turismo extranjero en España es Cataluña, que superó por primera vez en la historia el hito de los siete millones de viajeros entre enero y mayo (980.000 más que en el mismo período de 2023) y que concentró el 21,2%. En segundo lugar figura Canarias, el epicentro de las protestas contra el turismo, que rozó los 6,5 millones de turistas (un 19,5% del total) y que ganó 631.533 viajeros en los cinco primeros meses del año.

El turismo de lujo tira con fuerza del gasto en Madrid
Si la entrada de turistas extranjeros sigue creciendo a tasas cercanas al 15%, en línea con el cierre de 2023, el gasto que realizan durante sus estancia también persiste en crecimientos anuales superiores al 20%. Entre enero y mayo, el desembolso realizado por los turistas internacionales en España fue de 43.200 millones de euros, lo que representó un alza anual del 21,8%. El gasto medio por viajero se situó en 1.301 euros, con un incremento anual del 7,2%, y el gasto medio diario escaló un 6,1% hasta los 181 euros.

Por mercados emisores, el mayor desembolso correspondió al mercado británico, con 7.395 millones de euros, un 17% del total, seguido de lejos, por Alemania, con 5.597 millones (13%) y Francia, con 3.376 millones (8%). Si el análisis se hace por autonomías de destino, la que más gasto recibió fue Canarias, con 9.639 millones (un 22% del total), seguida de lejos por Cataluña, con 7.780 millones y un 18% del total. En la estadística del INE destaca el caso de Madrid, que registró un gasto de 6.466 millones de euros, superando a Baleares (4.573 millones), a Andalucía (6.524 millones) y a la Comunidad Valenciana (5.033 millones), pese a recibir muchos menos viajeros extranjeros. La clave está en que el perfil del turista que atrae Madrid no depende tanto de los mercados europeos tradicionales y está creciendo por el lado de los viajeros de lujo de Asia o América, con un mayor poder adquisitivo. Buena prueba de ello es que el gasto medio del turista en Madrid entre enero y mayo fue de 1.799 euros, frente a los 1.301 de la media, y el gasto medio diario fue de 302 euros frente a los 181 euros de media.

“España es un destino atractivo para los turistas internacionales, como reflejan los datos de llegadas de viajeros en este mes de mayo. Pero lo más destacable es el aumento del gasto medio por visitante, que crece por encima de la inflación y contribuye a la modernización, sostenibilidad y calidad del empleo en el sector”, resaltó el ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, que desde que llegó al cargo ha fijado como una de sus prioridades la desestacionalización (el reparto de viajeros fuera de la temporada alta). “El crecimiento de las visitas a comunidades autónomas de interior estuvo en mayo por encima de las zonas del Mediterráneo y las islas. Desde el Gobierno seguiremos trabajando desde la sostenibilidad, descentralización y desestacionalización para mantener a España entre los primeros puestos en las preferencias de los turistas internacionales”, subrayó.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad