viernes, 19 de julio de 2024

Noticias

Buscar

Restaurar

03 de julio de 2024

20 minutos

La AIReF avisa de que la deuda volvió a subir hasta marzo, hasta el 108,9% del PIB, tras 11 trimestres de caídas

España es uno de los países de la UEM con mayores niveles de deuda, por detrás de Grecia, Italia y Francia.
La diferencia entre la autonomía más endeudada, Comunidad Valenciana, y la menos, Canarias, es de 30 puntos.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha constatado que la deuda del total de Administraciones Públicas en el primer trimestre del año se situó en el 108,9% del PIB, 1,2 puntos más que a final de 2023, rompiendo así una racha de 11 trimestres consecutivos de descensos.

En la última actualización de su Observatorio de deuda pública, la AIReF ha advertido de que, en términos anuales, se observa una deceleración en el ritmo de reducción de la ratio y en términos trimestrales se ha roto una racha de 11 trimestres seguidos de continuado descenso. Así, el organismo que dirige Cristina Herrero ha advertido de que España es uno de los países de la UEM con mayores niveles de deuda, por detrás de Grecia, Italia y Francia, y con un nivel similar al de Bélgica.

La AIReF también ha repasado en el Observatorio la evolución de la inflación e indica que tras un significativo descenso en 2023, ha moderado su caída en 2024 mostrando ciertos síntomas de estabilización en niveles algo superiores a los deseados por los Bancos Centrales. En la actualidad, la AIReF afirma que se espera una corrección final hasta el objetivo del 2% mucho más gradual de lo anticipado hace unos meses. En este sentido, el organismo percibe que la política monetaria se moverá en terreno restrictivo durante un periodo de tiempo prolongado, muy ligado a la evolución de los distintos indicadores de precios y actividad económica.

A nivel regional, la institución constata que desde el mínimo alcanzado en 2007 (5,8%), la ratio de deuda sobre el PIB de las comunidades autónomas aumentó más de 21 puntos, hasta situarse en 2020 en su valor máximo (27,2%) coincidiendo con el repunte de la pandemia. Desde entonces, se ha reducido 4,9 puntos hasta situarse en el 22,2% del PIB a final de 2023, pero el subsector sigue superando la referencia legal del 13% establecido por la ley.

Por comunidades autónomas, la situación varía considerablemente de una región a otra. De hecho, la diferencia entre la comunidad más endeudada (Comunidad Valenciana, con 42,2 puntos de PIB) y la menos (Canarias, con 12,2 puntos) es de 30 puntos. De las 17 comunidades, 14 superan el valor del 13% del PIB regional que establece la Ley de Estabilidad.

La proyección de deuda para el primer año de plan fiscal que exigen las nuevas reglas fiscales sitúa un grupo de cinco comunidades por debajo del nivel de referencia y otras dos muy próximas. Otro grupo de seis comunidades se sitúan a una distancia media en torno a 5-7 puntos. Tres comunidades tienen niveles de deuda en torno al 30%. Y, por último, la Comunidad Valenciana destaca por tener el mayor nivel de deuda, 30 puntos por encima del nivel de referencia. A lo largo del horizonte del plan, destaca la dinámica negativa de la deuda en Comunidad Valenciana y Murcia. El escenario inercial de la AIReF proyecta una reducción de la ratio de 2,6 puntos para el conjunto de comunidades a medio plazo que la situarían en el 19,7% del PIB en 2028, con una senda que muestra una reducción sostenida pero muy gradual, convergiendo hacia el nivel del 17%. En un escenario más pesimista, la ratio mostraría una evolución desfavorable a partir de 2028, creciendo hasta superar el máximo histórico en el medio plazo (2042).

En este contexto, la AIReF calibra tres posibles escenarios de consolidación fiscal para el periodo de un plan de ajuste a cuatro años (de 2025 a 2028): uno en el que se alcanza la referencia legal del 13% en 5, 10 ó 15 años dependiendo de la situación de partida de cada autonomía; otro en el que el gasto primario crece a la misma tasa del 2,7% en todas las comunidades (tasa calculada a partir del ajuste necesario para el cumplimiento del nuevo marco de reglas para el conjunto de las Administraciones Públicas); y un tercero en el que se consigue equilibrio presupuestario en 2028 condicionado a factibilidad (crecimiento mínimo del gasto primario del 2%, con un tope máximo del 3,3% según la variación del PIB nominal potencial).

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad