martes, 05 de marzo de 2024

Noticias

Buscar

Restaurar

01 de febrero de 2024

El Economista

El IPC de la eurozona desacelera en enero menos de lo esperado, pero la inflación subyacente es la más baja en casi dos años

El IPC general retrocede una décima menos de lo esperado hasta el 2,8%
Lo mismo pasa con el IPC subyacente, que desacelera y se queda en el 3,3%

La inflación siguió desacelerando en enero en la eurozona, aunque algo menos de lo previsto por los analistas. El Índice de Precios al Consumo (IPC) pasó de un 2,9% en diciembre a un 2,8% en enero, cuando se estimaba un retroceso hasta el 2,7%. Lo mismo ha ocurrido con el IPC subyacente, que decelera una décima hasta el 3,3%, cuando se esperaba que lo hiciese hasta el 3,2%. Con todo, la lectura del indicador subyacente (en este caso excluye energía, alimentos, alcohol y tabaco) es la más baja desde marzo de 2022. En tasa intermensual, el indicador general cae un 0,4%, mientras que el indicador subyacente refleja una notable bajada del 0,9%. En el desglose de los datos publicados este jueves por Eurostat se aprecia cómo, a nivel mensual, la caída más destacada se da en los bienes duraderos no energéticos (-2,4%). También es reseñable el retroceso (-0,1%) en los servicios. Por contra, hubo subidas en la energía (0,9%) y los alimentos frescos (-1,3%). En la comparativa interanual, influida por los efectos base (si la base de comparación hace 12 meses era alta o baja), la energía cae un 6,3% mientras los alimentos repuntan un 7% tras el 6,8% de diciembre. Los bienes duraderos ya se sitúan en un 2% interanual y los servicios se mantienen en el 4% de noviembre y diciembre.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad