martes, 05 de marzo de 2024

Noticias

Buscar

Restaurar

30 de enero de 2024

La Información

El PIB bate previsiones tras crecer al 2,5% en 2023 y la inflación arranca el año al alza

La economía española avanzó un 0,6% en el cuarto trimestre del año pasado, por encima de lo previsto, según el avance de los datos de la Contabilidad Nacional, mientras que los precios habrían subido un 3,4% en enero

La economía española habría batido todas las previsiones en el último año, superando, también, los cálculos del Gobierno. El PIB avanzó un 2,5% en el conjunto del ejercicio, una décima por encima de lo que había estimado el Ejecutivo, tras pisar el acelerador en el último trimestre del año, cuando creció un 0,6% en relación al tercero. El avance de los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral, que ha hecho públicos este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE), confirma que la actividad aguantó a pesar del frenazo de los países de nuestro entorno, del aumento de los tipos de interés con el que el Banco Central Europeo ha tratado de poner coto a la inflación, y pese a que las tensiones geopolíticas han ido a más a medida que transcurría el año (Ucrania, Oriente Medio, mar Rojo...)

El crecimiento ha sido mejor de lo previsto gracias a que el sector exterior ha aguantado el tipo y gracias, también, a que el consumo de los hogares ha seguido tirando en un contexto en el que el empleo se ha mostrado resiliente. A la creación de más de 783.000 nuevos puestos de trabajo, según la última Encuesta de Población Activa -la ocupación se sitúa en máximos históricos- se añade el hecho de que los hogares han recuperado poder adquisitivo al moderarse el alza de los precios tras un 2022 en el que subieron de media al 8,4%. Precisamente, la inflación ha iniciado el nuevo año ligeramente al alza. La tasa anual de IPC se situó en el 3,4% en enero, tres décimas por encima de como despidió diciembre, de acuerdo con el avance del INE. La subyacente, que excluye de su cálculo los precios de la energía y de los alimentos y tiene a reflejar tensiones más estructurales, se modera cuatro décimas hasta el 3,6%.

Esta evolución se debe principalmente al aumento de los precios de la electricidad, que venían de descender en enero de hace un año, y al hecho de que los precios de los combustibles habrían caído este mes -justo lo contrario de lo que hicieron a principios del pasado ejercicio-. En el mes de enero el IPCA, que es la referencia que Eurostat toma para hacer sus comparaciones entre los distintos países, se sitúa en el 3,5%, dos décimas por encima que la registrada en diciembre.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad