martes, 28 de junio de 2022

Noticias

Buscar

Restaurar

20 de junio de 2022

El Economista

Más presión al BCE: El IPC subyacente de la eurozona se acerca al récord histórico del 4%

La inflación general está en el 8,1% interanual, un nivel 4 veces superior a su cota de hace un año
La tensión con Rusia eleva casi un 40% los precios energéticos, los que más se encarecen

En pleno debate por la actuación del Banco Central Europeo (BCE) para subir los tipos de interés y combatir el actual nivel de precios, el dato de inflación del entorno del euro revela una inflación histórica en el 8,1% interanual. Además, la extensión de esta escalada de precios, que ya no es únicamente coyuntural y centrada en los precios energéticos, alcanza al resto de la cesta de consumo de los europeos con una inflación subyacente cercana al 4%, con un máximo histórico del 3,8%. De hecho, al excluir del cálculo el impacto de la energía, la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en mayo en el 4,6%, frente al 4,1% del mes anterior, mientras que al dejar fuera también el efecto de los precios de los alimentos frescos, el alcohol y el tabaco, la tasa de inflación subyacente alcanzó un máximo histórico del 3,8% desde el 3,5% correspondiente a abril.

Así, ante esta tesitura histórica de precios, la próxima estadística que conozcan los ciudadanos del entorno sobre el porcentaje de crecimiento de la inflación la revelerá Eurostat a las puertas de la primera subida de tipos desde 2011. El Consejo de Gobierno del BCE anunció el pasado 9 de junio que subirá los tipos de interés en 25 puntos básicos en julio, una medida para contener la inflación cuya decisión se ha adelantado: estaba planeada para septiembre. La tasa de inflación general en la eurozona avanzó siete décimas, hasta el 8,1%, desde el 7,4% registrado en el cuarto mes del año. Principalmente, este encarecimiento más elevado de la historia de la Unión Monetaria se contextualiza en la comparativa con la primavera pasada, cuando comenzó la llama de la inflación: es cuatro veces más que la subida del 2% observada en mayo de 2021, según confirmó la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

Máximo también en la UE
En el conjunto de la Unión Europea (UE), la tasa de inflación interanual de mayo escaló a un máximo histórico del 8,8% desde el 8,1% del mes anterior. En mayo del año pasado, la tasa de inflación interanual de los Veintisiete fue del 2,3%.

Según la oficina estadística comunitaria, la escalada de los precios de la zona euro en el quinto mes de 2022 respondió a la subida interanual del 39,1% del precio de la energía, que se aceleró desde el 37,5% de abril, mientras que el incremento del precio de los alimentos frescos en mayo fue del 9% interanual, dos décimas menos que el mes anterior.

A su vez, los servicios se encarecieron un 3,5% interanual, frente al 3,3% del mes anterior, mientras que los precios de los bienes industriales no energéticos subieron un 4,2%, cuatro décimas más que en abril.

Entre los Veintisiete, la tasa de inflación se aceleró en mayo en todos los países, salvo en Países Bajos, donde se moderó al 10,2% desde el 11,2% de abril. Las mayores subidas de los precios en la UE se registraron en Estonia (20,1%), Lituania (18,5%) y Letonia (16,8%), mientras que las subidas menos fuertes correspondieron a Malta y Francia (ambos 5,8%) y Finlandia (7,1%).

Además de la inflación armonizada récord del 5,8% registrada en Francia, los precios también subieron a un ritmo récord en Alemania durante el mes de mayo, con un alza interanual del 8,7%, mientras que en Italia, tercera economía del euro, la inflación armonizada escaló al 7,3%. En el caso de España, la tasa de inflación armonizada se situó en mayo en el 8,5%, frente al 8,3% de abril, reduciendo a cuatro décimas el diferencial de precios.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad