martes, 28 de junio de 2022

Noticias

Buscar

Restaurar

15 de junio de 2022

El Economista

El euríbor se desmadra: roza el 1% y se sitúa en máximos de julio de 2012

El euríbor a 12 meses continúa su escalada y este martes ha marcado un valor diario cercano al 1%, un nivel que no toca desde julio de 2012. En concreto, ha subido respecto al lunes un 20,8% y se sitúa 0,957% en su tasa diaria. La media mensual provisional con los datos de la primera mitad de junio se sitúa en el 0,604% (en mayo cerró en una media del 0,287%), en niveles de abril de 2014, pero las bruscas subidas que experimenta el euríbor día a día anticipan a que la subida será mayor. La escalada se produce pocos meses después de que el euríbor se moviese en niveles mínimos históricos inferiores al -0,5%, al calor de la expectativa de que el Banco Central Europeo (BCE) suba los tipos de interés en julio y en septiembre, situando las tasas en positivo a partir del tercer trimestre del año. Según anunció el organismo la semana pasada, las compras netas al amparo de su programa de compra de activos públicos (APP, por sus siglas en inglés) finalizarán en el mes de julio, un mes en el que subirá los tipos en 25 puntos básicos.

Estas expectativas para el BCE están influyendo en los mercados de deuda, disparándose los intereses. Está pasando con el bund alemán o con los bonos españoles. Al final el Euríbor no deja de ser un índice que refleja el comportamiento de la deuda, en este caso interbancaria.

¿Qué le pasa al euríbor?
La evolución del euríbor está muy relacionada con el tipo oficial que establece el BCE. O más bien con sus expectativas. Si el Euríbor llegó el año pasado al -0,5% fue porque el BCE fijó la tasa de depósito al -0,5%, la remuneración que ofrece la institución a la liquidez de los bancos. Este nivel dura hasta la fecha. En tiempos de tipos negativos, esta tasa se ha convertido en la real, mientras la oficial se ha mantenido al 0%. Pero realmente, el Euríbor lo que persigue es la mente de los inversores sobre los movimientos del BCE, no los tipos oficiales.

Miles de inversores protegen sus posiciones con productos financieros, conocidos como Swap, contra las posibles subidas o bajadas de tipos, o el cambio de divisa. Estos movimientos lo recoge el Overnight Index Swaps que viene a sintetizar y a interpretar las intenciones del conjunto de inversores, lo que viene a traducirse como lo que espera el mercado.

Apunta que a final de año los tipos de interés se situarán en el 1%, lo que significa seis subidas de 25 puntos básicos en las cuatro reuniones que le quedan por delante al BCE.

Para el próximo año, el mercado anticipa que el BCE no pisará el freno. En las tres reuniones previstas hasta mayo de 2023, los inversores descuentan cuatro subidas más de 25 puntos básicos hasta alcanzar el 2%

La subida vertiginosa del euríbor tendrá su impacto para los españoles que tienen su hipoteca a tipo variable referenciada al Euríbor, que verán encarecidas sus cuotas cuando les toque revisión.

No obstante, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, defendió la semana pasada en el Congreso que el impacto que tendrá la subida del Euríbor en las hipotecas de los ciudadanos españoles será "relativamente limitado", dado que la estructura hipotecaria ha adquirido un peso creciente del tipo fijo y que los indicadores de esfuerzo hipotecario están en niveles también "históricamente bajos".

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad