jueves, 20 de enero de 2022

Noticias

Buscar

Restaurar

14 de enero de 2022

Cinco Días

La vivienda se encareció un 4,3% en 2021, pero sigue un 29% por debajo del máximo de 2007

Los datos de Tinsa muestran que todavía queda recorrido para alcanzar los precios previos a la crisis financiera

El precio de la vivienda en España experimentó una subida del 4,3% en el acumulado del año 2021 después de que en diciembre escalase un 7,5% frente al mismo mes del año anterior, según los datos publicados este jueves por Tinsa. Sin embargo, pese al repunte, un recorrido a lo largo de la serie histórica permite ver cómo los precios continúan todavía lejos de los máximos registrados inmediatamente antes del estallido de la crisis financiera de 2008, un detalle que en opinión de la directora del Servicio de Estudios de la tasadora, Cristina Arias, permite descartar, junto a otros factores, la formación de una nueva burbuja inmobiliaria.


El precio medio nacional, que se sitúa en los 1.405 euros por metro cuadrado, se mantiene un 28,9% por debajo de los niveles de 2007. En la costa mediterránea, la diferencia se acentúa hasta el 37,9%, y en las áreas metropolitanas, al 36,3%. Las islas, como categoría, son las zonas más próximas a los precios preburbuja, aunque siguen un 10,8% por debajo. En las capitales y grandes ciudades están un 28% más baratos que entonces. Como es lógico, todas las áreas geográficas analizadas por el índice superan los datos mínimos de la serie, registrados en este caso en febrero de 2015. En Canarias y Baleares, se han revalorizado un 36,2% desde entonces, mientras que las capitales y las grandes ciudades se han encarecido un 34,7% en estos seis años. La costa mediterránea lo ha hecho casi un 27%, las áreas metropolitanas, un 19%, y el resto de municipios, un 12%. En términos medios, la diferencia con el mínimo llega al 24%.

Esta evolución, detalla Arias, se debe a que “la demanda ha continuado invirtiendo parte de sus ahorros en el mercado residencial, impulsada por las nuevas necesidades de vivienda descubiertas durante el confinamiento y por los tipos de interés históricamente bajos”.

En paralelo, el sector inmobiliario continúa recuperándose: “El número de visados acumulados durante el año se aproxima a niveles previos a la pandemia y el número de viviendas iniciadas se va incrementando”, añade.

La experta de la tasadora considera, de esta forma, que las tensiones alcistas que se han observado en los precios durante los últimos meses están motivadas por una reactivación lenta de la oferta ante una demanda que se ha recuperado más rápidamente "debido principalmente a las bolsas de ahorro de los hogares, a la confianza del consumidor y a nuevas necesidades de vivienda", pero que "no está sobredimensionada por el endeudamiento excesivo", concluye.

De hecho, Arias no descarta un tensionamiento de los precios al alza durante 2022. Por el lado de la demanda, los bajos tipos y la incertidumbre en torno a la inflación convierten a la vivienda en una "inversión atractiva" frente a otras alternativas. Por el de la oferta, la escasez de mano de obra, la crisis de suministros y los largos tiempos de tramitación de licencias pueden "ralentizar a la par que encarecer" la producción de vivienda, contribuyendo a esa subida de precios. Se espera, por ello, que la senda alcista continúe, sin descartar posibles variaciones derivadas de la crisis sanitaria o de una subida de tipos por parte del BCE para controlar la inflación.

Datos de los notarios
La recuperación de las ventas se vuelve a sentir en los datos de transacciones que publican mensualmente diferentes organismos. También este jueves, el Consejo General del Notariado ha dado a conocer las cifras del mes de noviembre, con un incremento del 25,9% interanual hasta alcanzar las 63.000 operaciones. El precio del metro cuadrado, por su parte, se encareció en comparación con noviembre de 2020 y se situó en los 1.502 euros, un 7,4% más que hace un año.

Por tipologías de inmueble, las transacciones de pisos aumentaron un 30,2% en noviembre en comparación con el mismo mes de 2020, hasta las 47.610 unidades. En este tipo de inmuebles, el precio medio del metro cuadrado alcanzó los 1.675 euros, un 3,8% más que hace un año. El resto de operaciones se correspondieron con las viviendas unifamiliares, con una subida del 14,5% interanual y la compraventa de 15.470 unidades. El metro cuadrado se encareció un 12,8%, hasta los 1.212 euros.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad