jueves, 20 de enero de 2022

Noticias

Buscar

Restaurar

14 de enero de 2022

Cinco Días

La electricidad termina 2021 un 72% más cara que el año anterior

El INE corrige dos décimas el IPC de diciembre, hasta el 6,5%

La subida en vertical del precio de la luz en la segunda mitad de 2021 ha dejado un histórico encarecimiento del 72% en la factura que pagan los hogares por la energía. Una factura que, a su vez, ha sido el principal componente en la escalada de la inflación general: un 6,5% en el año, según los datos definitivos de IPC de 2021 publicados por el INE este viernes. La cifra es dos décimas inferior a la estimada inicialmente en a finales de diciembre, y supera en un punto la de noviembre.


El panorama que dejan los datos de precios a cierre de año confirma la fortísima presión inflacionista en dos partidas de gran peso en la cesta de la compra: la energía y los alimentos. Además del alza del 72% en la electricidad, los combustibles domésticos se encarecen un 45% (los líquidos) y un 33% (los licuados como propano o butano), y las gasolinas un 24%. El aceite de oliva, la carne y la pasta, por su parte, son al menos un 15% más caros que en diciembre de 2020. Así, la inflación subyacente, que mide los precios sin tener en cuenta estos elementos más volátiles, se queda en el 2,1%, en niveles de 2013. Con todo, este nivel está cuatro décimas por encima del nivel del mes anterior, lo que sugiere que la presión de los precios se traslada, de momento sin demasiada virulencia, a otros artículos. Es en esta capacidad de contagio donde economistas y banqueros centrales tienen puesta la lupa en estos momentos, pues determinará en qué medida la inflación es transitoria o estructural.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad