martes, 30 de noviembre de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

19 de noviembre de 2021

Cinco Días

El precio del combustible sube más en España que en Francia, Italia y Portugal en 2021

El litro de gasolina de 95 octanos se ha apreciado un 26,2% y el de gasóleo un 27,6% en lo que va de año

El precio de la gasolina y del gasóleo se ha disparado en toda Europa por la apreciación del petróleo en el último año. La cotización del barril de Brent, de referencia en la UE, ha aumentado un 53% en lo que va de año, llevando al combustible a rozar máximos históricos en la mayoría de países europeos. Pese a ello, el aumento no ha sido homogéneo y ha afectado a algunos países más que otros. Y entre ellos está España, donde el precio de la gasolina y del gasóleo se han incrementado un 26,2% y un 27,6% en lo que va de año, por encima de la media de la UE y por encima de otros países vecinos como Francia, Holanda, Italia o Portugal.


Los datos del Boletín Petrolero de la UE, actualizados esta mañana, certifican que el litro de gasolina en España se vendió a un precio medio de 1,513 euros y el de gasóleo a 1,385 euros en la semana del 15 de noviembre. Los aumentos del 26,2% para la gasolina y del 27,6% para el diesel en lo que va de 2021 se sitúan por encima de los incrementos registrados en Francia (19,4% para la gasolina y 21,2% para el diesel), Italia (20,6% para la gasolina y 21,8% para el diesel), Portugal (20,4% para la gasolina y 20,6% para el diesel), Holanda (23,5% y 27,4%) e incluso de la media de la UE (25,5% y 26,1%). La subida de precios de España solo se sitúa por debajo de las registradas en Bélgica (32,2% para la gasolina y 28,1% para el diesel), Irlanda (32,1% para la gasolina y 34,1% para el diesel) y Alemania en el caso del gasóleo (28,4%). En esta distinta traslación de precios al surtidor hay dos factores que juegan un papel decisivo: los impuestos y los márgenes de las petroleras. La subida o bajada de precios solo afecta a la parte variable del precio y en ese caso España es uno de los países más afectados, ya que solo el 49% del precio de la gasolina y el 45% del gasóleo son impuestos, frente al 53% o el 48% en el caso de la media de la UE. La brecha con España es aún mayor en Italia, con una carga impositiva del 60% y del 56% para gasolina y gasóleo; en Francia donde los impuestos suponen el 58% y del 56% del precio final; en Portugal, con un 56% y un 51%; y en Holanda, con una carga impositiva del 59% y del 50%, respectivamente.

Los precios en España están cerca de los máximos históricos, alcanzados el 3 de septiembre de 2012, cuando el litro de gasolina se vendió a 1,522 euros el litro y el de gasóleo a 1,444 euros el litro. De hecho en esa época encadenó cuatro años (entre 2011 y 2014) con precios muy elevados, por encima de 1,3 euros por litro, como consecuencia de los altos precios del petróleo que llegó a cotizar por encima de 125 dólares. La gran diferencia con respecto a la actualidad es que en esos cuatro años de precio altos, el euro se cambió a una media de 1,35 dólares, mitigando el impacto de la subida de la cotización internacional, mientras que en la actualidad se cambia a 1,20 dólares. Ese incremento de precios generalizado de los combustibles ha provocado que el litro de gasolina ya esté por encima de los dos euros en Holanda y el de gasóleo supere los 1,9 euros en Suecia.

Pese a ello, los precios de España siguen siendo de los más bajos de la zona euro.En el caso de la gasolina, solo cinco de los nueve países (Eslovenia, Malta, Chipre, Lituania y Austria) están por debajo de las tarifas españolas, mientras que en el gasóleo solo tres naciones la venden más baratas que España (Estonia, Lituania y Malta).

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad