viernes, 22 de octubre de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

13 de octubre de 2021

El Economista

El alza de medio punto del euríbor subirá la hipoteca en 30 euros al mes

El índice tocó suelo en enero (-0,5%) y comienza a subir
Los analistas prevén un alza de 0,31 puntos en dos años

Punto de inflexión en el euribor. La pandemia empujó a mínimos al índice más utilizado para referenciar las hipotecas variables, alcanzando en enero y febrero cuotas nunca vistas a -0,5%. Desde entonces esta tasa, la más aplicada en nuestro país, con el 80% del stock de créditos inmobiliarios referenciados a euribor, ha protagonizado leves subidas paulatinas en los últimos siete meses hasta cerrar septiembre en -0,492%.

Las alzas aún son prudentes, pero los analistas ya han modificado en octubre la previsión de evolución de este índice para los próximos años dando subidas superiores a las que se esperaban unos meses atrás. La evolución del euribor no es baladí, ya que tiene un reflejo directo en la cuota mensual que los clientes pagan por su hipoteca. Una subida de medio punto de este índice a dos meses se traduce en un encarecimiento de 30 euros al mes en la cuota del crédito para las familias, según ING. Los cálculos están realizados sobre un préstamo inmobiliario a tipo variable medio, que según el Instituto Nacional de Estadística (INE) se sitúa en un capital de 130.000 euros y un plazo de amortización de 23 años.

Así, con el euribor al -0,5% (como alcanzó en enero y febrero) y con un diferencial (TIN, tasa de interés nominal) del 1%, la cuota se sitúa en los 498 euros al mes. En el caso de un alza de medio punto del índice de referencia hipotecario, es decir, que se situara en el 0%, y con un diferencial del 1%, los usuarios pasarían a desembolsar 527 euros, es decir, 30 euros más al mes.

De momento, a pesar de la mejora de las previsiones en la evolución del euribor por parte de los analistas (el consenso del mercado no hace estimaciones de este índice), no se espera que la tasa se sitúe en terreno positivo en el corto plazo. De hecho, según Moody's, seguirá por debajo del cero hasta 2030. Sin embargo, otras casas de análisis están mejorando esta previsión a ritmo acelerado. Concretamente, el equipo de análisis de Bankinter espera que el euribor cierre diciembre de este año al -0,45% (0,04 puntos más que en septiembre); apunta a que cerrará 2022 en el -0,32% y 2023, en el -0,18%. Esto supondría que el índice recuperaría 0,31 puntos en cuestión de dos años. Hace tan solo un mes, estos mismos analistas señalaban que el euribor se situaría en el -0,4% en 2022 y en el -0,26% en 2023.

Los movimientos del euribor recogen de manera anticipada una subida de los tipos de interés, un debate de plena actualidad en estos momentos en Europa ante la acelerada inflación y que, según los expertos, tiene visos de quedarse más tiempo del inicialmente estimado. De momento, el Banco Central Europeo (BCE) sigue enconado en las políticas monetarias expansivas para salir de la crisis del coronavirus y la retirada de estímulos de manera prudencial. El supervisor aún no adelanta una subida de tipos pese a la inflación, ya que considera que será transitoria. Para que se diera el caso, la inflación debería dar señales de mantenerse por encima del 2% durante 18 meses consecutivos. Sin embargo, la postura de otros bancos centrales es distinta. La Reserva Federal estadounidense (Fed) ya señaló este verano que la subida de los tipos podría adelantarse a finales de 2022 ante la buena marcha de la economía y la inflación latente. El Banco de Inglaterra, con una previsión de inflación para finales de año del 4%, el doble de lo previsto, también ve cada vez más cerca una subida de tipos, que según distintos analistas podría llegar para mediados de 2022. En el caso de la zona euro, el consenso del mercado no descuenta un alza de tasas hasta pasado 2023.

La situación es diferente en Latinoamérica, donde algunos bancos centrales, como el de México (Banxico) ya ha subido tasas en los últimos meses. De hecho, desde inicio del año los ha elevado 0,75 puntos básicos, hasta situarlos a finales de septiembre en el 4,75%. La subida de los tipos de interés tiene un evidente reflejo en las cuentas del sector financiero. Atendiendo solo a la subida realizada por el Banco de México, eso ya supone un alivio para el negocio que Santander y BBVA tienen en el país azteca a través de sus filiales. Según el banco encabezado por Carlos Torres, un alza de 100 puntos básicos de los tipos de interés en México supone una mejora del margen de intereses de entre el 0,5% y el 1,5%.

Asimismo, en el caso de España y volviendo al euribor, una subida de un cuarto de punto del mismo (0,25%) supone automáticamente una mejora de las ganancias del conjunto de los cinco grandes bancos del país de 500 millones de euros, según las fuentes financieras consultadas al respecto. Por tanto, una mejora de 1 punto, se traduciría en 2.000 millones de euros más para el conjunto de las cinco del Ibex (Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankinter). La banca española tiene en la actualidad un saldo vivo hipotecario de 513.000 millones de euros, de los que unos 410.000 millones de euros están referenciados a tipo variable.

Aunque dependerá de la competencia, como aseguran los propios ejecutivos bancarios, la subida del euribor puede suponer el fin de las hipotecas baratas, que ha tocado récord este año, al comercializarse con una TAE media del 1,55% en julio, nivel jamás visto desde que el Banco de España recoge datos, y situándose por debajo de los precios del conjunto de la zona euro.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad