sábado, 24 de julio de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

15 de julio de 2021

Cinco Días

BBVA revisa al alza sus previsiones y espera que España crezca un 6,5% en 2021

La economía rebotaría un 7% en 2022, permitiendo al país recuperar los niveles precrisis
Pide al Gobierno acometer las reformas necesarias para afianzar la recuperación

La economía española, que se desplomó un histórico 10,8% en 2020 a consecuencia de la crisis sanitaria y económica, remontará un 6,5% en 2021 y un 7% en 2022 según las previsiones actualizadas este miércoles por BBVA, que revisa al alza en un punto porcentual el crecimiento del PIB en el presente ejercicio y mantiene el de 2022. La paulatina mejora de la situación sanitaria gracias a la campaña de vacunación, las previsiones que se manejan para el turismo nacional, la recuperación del consumo tras el gasto del ahorro acumulado y la llegada de los fondos europeos estarían detrás de estos números, que permitirían a España recuperar los niveles precrisis a finales de 2022.


Con todo, según ha precisado el director de BBVA Research y economista jefe de Grupo BBVA, Jorge Sicilia, "estamos haciendo previsiones en un contexto en que el nivel de contagios está creciendo de manera acelerada", por un lado, y cuando están a punto de llegar los primeros fondos europeos, por otro. Por ello, estas previsiones no están exentas de poder ser revisadas, ya sea a la baja o al alza, en función de cómo se gestione la situación. Desde el servicio de estudios de la entidad advierten de esta forma de riesgos de estancamiento a medio y largo plazo si no se abordan las medidas necesarias para corregir las vulnerabilidades estructurales de España. En esta línea, los economistas ponen el foco en la agenda de reformas e inversiones pactada con la Comisión Europea que canalizará los fondos europeos. No aprovechar esta oportunidad "también es un riesgo a la baja", recordó Sicilia. Según se desprende del informe Situación España, la reducción el desempleo, el aumento de la productividad y la sostenibilidad de las cuentas públicas son varias de las tareas pendientes que tiene España.

Los analistas del banco esperan que, después de haber caído un 0,4% entre enero y marzo de 2021, el PIB se recupere en el segundo trimestre entre un 2,3% y un 3,3% trimestral, un crecimiento mayor del esperado hace tres meses, cuando se publicaron las previsiones anteriores y se esperaba que el PIB se hundiese con más fuerza en el primer trimestre. Entre julio y septiembre, por su parte, BBVA ve posible un crecimiento de entre el 2,1% y el 3,3%, de nuevo en tasa trimestral.

Pese a los visos de crecimiento, desde la entidad también alertan del alto nivel de deuda y el elevado déficit público, que se mantendrá en el 7,7% en 2021 y en el 5,5% en 2022. BBVA también advierte sobre la alta inflación, que se mantendrá por encima de lo esperado en España y en otros países del entorno.

En sus proyecciones, el banco se alinea con otros organismos como la Comisión Europea, que la semana pasada vaticinó un ascenso del 6,2% para 2021, o el Banco de España, que espera un alza similar. El Gobierno, por su parte, prevé de momento una subida del 6,5%. Para 2022, Bruselas y el Ejecutivo estiman sendas subidas del 6,3% y el 7%.

68.000 millones
El consumo de los hogares es uno de los pilares en los que se apoya BBVA para justificar las previsiones de crecimiento mejoradas. El banco estima que existe una bolsa de ahorro acumulada por los hogares que ronda los 68.000 millones de euros, fruto de todos estos meses de hibernación y de caída del consumo a causa de la pandemia. El fin de las restricciones a la movilidad y el rápido avance de la vacunación, explican los expertos, podrían hacer que el consumo aumente 1,5 puntos más en 2021 y 2022. El departamento de estudios del banco cree que ese dinero irá a servicios restringidos en la pandemia, hostelería y alojamientos, pero también a la compra de vivienda.

Turismo
"El final de las restricciones y la reducción de la incertidumbre sobre los contagios impulsaron el crecimiento del consumo" durante el segundo trimestre, "en particular en los servicios", explican desde el banco. A partir de aquí, y pese a la fuerte incertidumbre que todavía rodea a la crisis, "se observa una recuperación intensa en el sector de la restauración y en el turismo, sobre todo, nacional". Es en este sector donde la entidad fía buena parte de la recuperación.

En su informe, BBVA detalla algunos de los puntos que, en opinión de los expertos, pueden ayudar a que las previsiones al alza se afiancen. Por un lado, de cara al segundo trimestre del año, "la eliminación de las restricciones y la finalización del estado de alarma han incrementado el gasto de las personas fuera de su provincia habitual de residencia". A su vez, y pese a la incidencia de la variante Delta, "la reducción de la incertidumbre sobre los indicadores sanitarios podría permitir que el gasto realizado por los turistas nacionales sobrepase los niveles observados el año anterior. Además, las restricciones de movilidad hacia otros destinos, en particular en la Eurozona, redirigirán los recursos hacia el turismo nacional".

Pese a que las esperanzas están puestas en buena medida en la recuperación del turismo nacional, destaca BBVA, el avance en el control de la pandemia en España y en los países de origen de los turistas, así como el incremento de la movilidad internacional y la mejora de la economía europea, "impulsan la recuperación del gasto de extranjeros, en especial en las regiones que más dependen de él". En todo caso, esta recuperación se da desde niveles todavía muy bajos: el gasto con tarjeta de crédito en España realizado por extranjeros habría aumentado entre abril y junio hasta representar alrededor del 50% del total observado durante el mismo trimestre de 2019.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad