viernes, 14 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

30 de abril de 2021

El Economista

La economía española vuelve a retroceder: el PIB cae un 0,5% en el primer trimestre

La tercera ola de covid rompe la 'racha' de dos trimestres en positivo
En variación interanual se situó en el -4,3% frente al -8,9% a cierre de 2020
La remuneración de los asalariados baja un 3% y las horas trabajadas, un 2%

La economía española volvió a contraerse en el primer trimestre del año después de que el Producto Interior Bruto (PIB) retrocediera un 0,5% entre enero y marzo con respecto al dato registrado en los tres últimos meses de 2020, cumpliendo con el pronóstico que avanzaban algunos de los principales indicadores de la salud económica del país y que llevaron al Gobierno a rebajar el crecimiento previsto para este año en siete décimas, hasta el 6,5%.

En concreto, según el avance de datos de Contabilidad Nacional publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el PIB español registra una variación trimestral del -0,5% en términos de volumen frente al leve avance del 0,4% en el cuarto trimestre de 2020.

En cuanto a la variación interanual del PIB, esta se situó en el -4,3% (mismo nivel que el registrado en el primer trimestre del año pasado), frente al -8,9% del trimestre previo. La contribución de la demanda nacional al crecimiento interanual del PIB fue en este trimestre de -2,6 puntos, 3,6 puntos superior a la del cuarto trimestre. El gasto en consumo final disminuyó un 1,9% mientras que el gasto en consumo final de los hogares experimentó una tasa interanual del -4,0%, 5,4 puntos más que en el trimestre pasado.

Por su parte, el gasto en consumo final de las Administraciones Públicas (AAPP) presentó un crecimiento del 3,8%, siete décimas inferior a la del trimestre precedente, y la formación bruta de capital registró una variación del -5,9%, 2,9 puntos más.

En cuanto a la inversión en activos fijos materiales la tasa interanual fue del -5,2%, lo que supone 3,1 puntos más que en el trimestre previo. La inversión en productos de la propiedad intelectual experimentó una variación del 0,6%, con un aumento de 1,8 puntos respecto a la tasa del trimestre pasado'.

En el caso de la demanda externa, esta presentó una aportación de -1,6 puntos, 1,1 puntos más que en el trimestre anterior.

En este caso, las exportaciones de bienes y servicios presentaron una variación del -9,5% respecto al primer trimestre de 2020 (6,8 puntos más) debido al incremento en las tasas interanuales de las exportaciones de bienes (del -0,6 al 3,5%) y de las exportaciones de servicios (del -48,5% al -39,5%). Dentro de éstas, el gasto de no residentes en el territorio económico bajó 4,3 puntos hasta el -94,5%.

Mientras, las importaciones de bienes y servicios variaron un -5,2% respecto al mismo trimestre del año anterior, 4,2 puntos más que en el cuarto trimestre, como consecuencia del aumento en las importaciones de bienes (del -4,3% al -0,8%) y del incremento en la tasa de variación interanual de las importaciones de servicios al -24,6%.

El gasto de residentes en el resto del mundo desaceleró en 2,8 puntos su variación interanual este trimestre, al -84,3%.

El número de horas efectivamente trabajadas disminuye un 2%
En el plano de la remuneración de los asalariados, esta presentó un crecimiento interanual del -3% en el primer trimestre, 1,5 puntos superior al del trimestre anterior como consecuencia de una evolución interanual del -3,1% del número de asalariados (2,2 puntos más que el trimestre anterior), y de que la remuneración media por asalariado varió un 0,1%, frente al 0,8% del cuarto trimestre.

También en el plano laboral, el número de horas efectivamente trabajadas disminuye un 2% respecto al cuarto trimestre, 3 puntos menos que en el trimestre anterior. En términos interanuales, el número de horas efectivamente trabajadas aumenta 2,5 puntos, hasta el -3,6%. La productividad por hora efectivamente trabajada se redujo un 0,7% interanual en el primer trimestre, encadenando tres a la baja.

La Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre publicada el jueves ya presagió el impacto de la disminución de las horas efectivas trabajadas como consecuencia del coronavirus en el PIB.

Por sectores, la tasa de variación interanual de las horas trabajadas en las ramas industriales se situó en el -6,5%, cuatro décimas más que en el trimestre precedente, mientras que en la Construcción, la variación interanual fue del 0,8%, con un incremento de 5,4 puntos respecto al trimestre anterior.

Las horas trabajadas en el sector Servicios aumentaron 2,4 puntos su variación interanual respecto al trimestre anterior, hasta el -3,9% y en las ramas primarias presentaron una variación del 1,3%, con un incremento de 2,7 puntos respecto al trimestre anterior.

La recuperación tendrá que esperar
El escenario confirma que la recuperación tendrá que esperar. La tendencia iniciada tras el rebote del tercer trimestre y el 'milagro' del cuarto, donde el crecimiento fue nulo pero se esquivó el retroceso, se ha roto en este primer trimestre del año, golpeado por la tercera ola de coronavirus y con una campaña de vacunación más lenta de lo previsto que está posponiendo el levantamiento de las restricciones que frenan la economía.

La decisión del Gobierno de retrasar la recuperación siguió a las revisiones de organismos como el Banco de España o la AIReF, que empeoraron sus estimaciones ante la previsión de un mal primer trimestre y desplazaron el inicio de la recuperación al segundo.

El estallido de la pandemia hace más de un año arrastró tras China al resto de economías a la recesión. En el caso de España, el mayor impacto en el PIB se registró en el segundo trimestre de 2020, al hundirse casi un 18% frente al 5,2% del trimestre anterior.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad