martes, 11 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

12 de abril de 2021

El Economista

La cruel realidad tras el récord de empleos de alta cualificación en el mercado laboral

Los empleos de alta cualificación suponen el 34,5% del mercado laboral
El 99% de los empleos destruidos en 2020 era de media o baja cualificación
La Rioja, única región donde ha subido el empleo en ambas categorías

Los empleos de alta cualificación representan actualmente un 34,5% del mercado laboral, 1,3 puntos porcentuales más que un año antes y la cifra más alta desde que hay estadísticas. Sin embargo, este récord se explica en que destrucción de puestos de trabajo durante la pandemia se ha cebado especialmente con los trabajadores de menor cualificación.

Según el último Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo, el 99% de los empleos destruidos durante la pandemia era de media o baja cualificación, un hecho que ha ayudado a registrar el aumento en la proporción de empleos de alta cualificación dentro del empleo total. En concreto, mientras que se han perdido 615.900 puestos de trabajo de cualificación media o baja (-4,6% interanual), apenas se han suprimido 6.700 plazas de alta cualificación3 (-0,1%).

Solo dos autonomías presentan un incremento del empleo en puestos de media o baja cualificación En análisis indica que ocho autonomías han destruido empleo en ambas categorías. Es el caso de Canarias (-15,2% interanual en los empleos de media o baja cualificación y -4% en los de alta) y la Comunidad Valenciana (-4,2% y -1,7%, respectivamente). Mientras que en otras siete regiones ha aumentado el número de ocupados en tareas de alta cualificación al mismo tiempo que caía el empleo en las demás. En este caso, Baleares firma el mayor contraste, con un descenso de un 15,5% en el empleo de media o baja cualificación (la mayor caída de todas las autonomías) y un incremento de un 10,6% en los ocupados en tareas de alta cualificación (el segundo mayor incremento autonómico por detrás de Murcia, que se ha anotado un 15,4%).

A pesar de que Baleares se ha anotado el mayor incremento, las autonomías con los porcentajes más altos de empleos cualificados son la Comunidad de Madrid (45,7%), el País Vasco (38,8%) y Cataluña (37,3%).

Solo dos autonomías presentan un incremento del empleo en puestos de media o baja cualificación: La Rioja, que es la única autonomía donde ha aumentado el empleo en ambas categorías ocupacionales (+0,8% interanual en puestos de alta cualificación y +0,1% en los de media o baja) y Extremadura, que es la única que ha destruido empleo de alta cualificación (-8,8%) y ha creado puestos de trabajo de cualificación media o baja (+5,2%).

El ranking de regiones con mayor porcentaje de empleos poco cualificados lo lideran, de menos a más, Extremadura (24,7%), Castilla-La Mancha (28,2%) y La Rioja (28,5%).

La subocupación horaria, en su nivel más alto desde 2018
Por otro lado, el Monitor también refleja un aumento en el número de personas que quieren trabajar más horas y no encuentran dónde. Según este indicador, el colectivo de trabajadores en subocupación horaria (trabajar menos horas que la jornada completa y querrían trabajar más) se redujo continuamente desde marzo de 2014 hasta junio de 2020 pero desde entonces no deja de subir. En España hay en situación de subocupación horaria poco más de 1,8 millones de personas, 15.600 más que un año antes (+0,9% interanual) y la cifra más alta desde junio de 2018.

Aunque la magnitud del incremento pueda parecer escasa en comparación con la magnitud del deterioro de la actividad económica, hay que tener en cuenta que quienes están en subocupación horaria son, por definición, trabajadores a tiempo parcial, colectivo que ha sufrido un descenso interanual de 145.700 personas (-4,9%) que han pasado a engrosar el listado de desocupados o inactivos y, por tanto, han limitado el incremento de la subocupación horaria.

El menor número de huelgas en 20 años
Otra consecuencia derivada de la pandemia ha sido el desplome de la conflictividad laboral. El número de huelgas y la participación en las mismas ha registrado, con 8,5 conflictos por cada 100.000 empresas, ha registrado tercer trimestre consecutivo a la baja, con una reducción interanual de 49,2% y el menor registro que recogen las estadísticas en al menos 20 años.

Por su parte, la cantidad de trabajadores participantes en huelgas ha disminuido de manera paralela a la de conflictos. En el conjunto de España, los participantes en huelgas han descendido un 49,7% interanual, quedando en 16,8 huelguistas cada 10.000 ocupados. Es el dato más bajo en al menos 20 años.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad