jueves, 24 de junio de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

19 de febrero de 2021

Cinco Días

Las exportaciones cayeron un 10% en 2020 y retroceden a niveles de 2016

El déficit comercial se desploma un 58% y toca mínimos históricos (13.422 millones).
Alimentación y bebidas fue el único sector que incrementó sus ventas al exterior

La paralización de la economía mundial ha tenido un efecto devastador en las exportaciones españolas. Tras cerrar 2019 con un nuevo máximo histórico, rozando los 291.000 millones de euros, el desplome de los grandes mercados compradores de bienes de España ha roto la tendencia de nueve años seguidos de crecimiento de las exportaciones, que cerraron el pasado ejercicio con un recorte del 10% hasta los 261.176 millones de euros.


Se trata del nivel más bajo desde 2016 y refleja la paralización de las ventas en todos los sectores, con la única excepción de alimentación y bebidas, cuyas exportaciones crecieron un 5,5% anual gracias a ser considerado un sector esencial durante la pandemia. La secretaria de estado de Comercio, Xiana Méndez, reconoció que el peso de la alimentación entre los sectores exportadores ha subido hasta el 19,6% del total, situándose como el segundo en ventas, solo por detrás de bienes de equipo. "Han destacado las ventas de productos cárnicos a China y de frutas, hortalizas y legumbres a Francia, Alemania y China", resaltó.

Pese a ese deterioro, Méndez se mostró optimista ante una posible recuperación de las exportaciones ante el cambio de tendencia registrado desde el verano. "Sufrieron una abrupta caída hasta junio y luego empezaron a recuperarse hasta volver a tasas positivas en diciembre de 2020. Algo que se ha producido, por ejemplo, en las ventas de automoción y de bienes de equipo, dos de los sectores tradicionalmente más exportadores". Entre los elementos que invitan a ese optimismo destacó la aceleración de la campaña de vacunación en todo el mundo, el acuerdo para la salida del Reino Unido de la UE y la nueva administración en EE UU. Preguntada sobre la posibilidad de que EE UU retire los aranceles que afectan a las empresas españolas que exportan vino, aceitunas, aceite o queso a ese país, Méndez se mostró optimista respecto a la posibilidad de que se reactiven las negociaciones para suspender esos aranceles con la llegada de Biden. "No ha habido un cambio de administración todavía. Pero es importante constatar que en las tres últimas revisiones no se han incrementado esos aranceles".

Las importaciones de bienes retrocedieron un 14,7% anual, regresando también a niveles de 2016, con las compras de energía asumiendo la mayor caída, con un 39,1% menos, como consecuencia de las restricciones a la movilidad y la fuerte caída de precio del petróleo. Esa mayor caída de las importaciones frente a las exportaciones redujo un 58% el déficit comercial hasta los 13.422 millones de euros, lo que supone un nuevo mínimo histórico.

En este escenario, Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores e Inversores Españoles, reclamó al Ejecutivo que otorgue prioridad a las políticas de internacionalización empresarial ante el retroceso experimentado por las exportaciones de mercancías en 2020. “En solo 12 meses hemos retrocedido casi cuatro años. Nos preocupa que se haya perdido una décima parte de la exportación de bienes, sobre todo porque a corto plazo la competencia en los mercados internacionales va a ser muy alta y no parece probable que vayamos a recuperar pronto el terreno perdido”, recalcó. En línea con lo apuntado por la Secretaria de Estado de Comercio, Bonet recalcó que el crecimiento del 1% de las exportaciones en diciembre "es un indicio de que el sector exterior podría contribuir en 2021 a la recuperación económica de nuestro país”.

Méndez detalló que el sector exterior se beneficiará de una partida de 200 millones de los fondos Next Generation de la UE para potenciar la internacionalización en 2021 y 2022. De esa partida 27,5 millones serán para el ICEX para fortalecer el ecosistema de empresas y para modernizar servicios e apoyo al comercio exterior; otros 105 millones para desarrollar el capital humano, con el programa Vives del Icex y un mentoring internacional con la Cámara de Comercio de España; otros 1,7 millones para un programa de impulso de proyectos de inversión de impacto de Cofides y otros 10 millones para el programa InnovaInvest del ICEX.

BAJA LA BASE EXPORTADORA
Exportadores regulares. El número de empresas que venden bienes durante cuatro años seguidos aumentó un 4,1%, hasta las 55.133 compañías, un nuevo máximo histórico. "Es algo especialmente relevante, ya que refleja la solidez del sector exterior, la profesionalización y la fidelización de clientes internacionales", apuntó Mendez. En el otro lado, la base exportadora, que representa a todas las empresas vendedoras, cayó un 7,5% rompiendo la tendencia de crecimiento de los cuatro últimos ejercicios.

Inversión extranjera. Los datos hasta septiembre revelan que la inversión extranjera directa en España también sufrió los rigores de la crisis, con una caída del 11%, frente a un menor descenso de las desinversiones, con un 6,6% menos. La secretaria de Estado de Comercio destacó, no obstante, que España fue el cuarto mayor receptor de proyectos greenfield (inversión nueva) en el mundo en los primeros diez meses del año.

Autonomías. La única región en la que crecieron las exportaciones en 2020 fue Extremadura, con un crecimiento de las ventas de bienes al exterior del 3,2% hasta los 2.155 millones (el 0,8% de toda España). En el resto de autonomías hubo caídas, especialmente significativas en el País Vasco, la quinta más importante por volumen, enel que las exportaciones retrocedieron un 17,8%, dañadas por el deterioro en automoción (-17% anual) y bienes de equipo (-11,9%).

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad