martes, 19 de enero de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

16 de diciembre de 2020

Cinco Días

La madrileña será la economía peninsular que más caiga este año, según Funcas

El impacto de la pandemia será ligeramente superior al de Cataluña, pese a las restricciones más estrictas impuestas por la Generalitat en la segunda ola, y solo es mayor en Canarias y Baleares

La segunda ola del coronavirus condenará a la economía española a una nueva caída en el cuarto trimestre de este año, previsiblemente algo inferior al 5%, arrojando un retroceso del 12% en el conjunto del año pero con un impacto desigual por regiones, según las previsiones actualizadas este miércoles por la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas). En este marco, el madrileño será el PIB más castigado de la Península Ibérica, y de todo el país solo por detrás de los de Baleares y Canarias, superando incluso el descenso que sufrirá el de Cataluña pese a las restricciones más severas sobre la movilidad y la actividad desplegadas por la Generalitat para contener al virus.


En concreto, según las estimaciones de Funcas, el mayor golpe nacional se lo llevarán Baleares (-22%) y Canarias (-17,9%), por su mayor dependencia del turismo, pero les seguirán en el ranking de impacto Madrid (-13,6%) y Cataluña (-13,5%). “Ciertamente las restricciones asociadas a la segunda oleada han tenido un impacto en la evolución económica. La recuperación del verano se truncó en otoñó precisamente por las restricciones”, expuso el director general de Funcas, Carlos Ocaña. Como resultado, dijo, se prevé que el PIB nacional vuelva a caer (algo menos de un 5%) en el cuarto trimestre, dado que todos los indicadores han empeorado salvo el de afiliación, si bien este no refleja el alza de afectados por ERTE. La previsión fue rebatida por la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, que estimó este miércoles que el trimestre cerrará en “positivo”.

“El impacto de la segunda ola ha sido mucho menor que el de la primera, la economía se ha adaptado y no ha habido restricciones de la misma envergadura”, matizó el director de Coyuntura y Economía Internacional de Funcas, Raymond Torres, explicando que, a partir de ahí, “en Madrid, hasta el inicio de la segunda ola, el comportamiento del sector servicios era algo peor”. Un punto de partida que ha terminado por lastrar más a la economía regional pese a que “las restricciones de la segunda ola han sido más intensas en Cataluña que en Madrid”, lo que simplemente ha reducido la diferencia de impacto de la que partían en verano. En todo caso, Torres considera que habida cuenta del grado de incertidumbre y la magnitud del impacto, la décima de diferencia que separa la previsión de caída de una región y otra puede obviarse, concluyendo que “el resultado es equivalente en las dos comunidades, caerán prácticamente lo mismo”. “Es un empate técnico”, estima.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad