viernes, 27 de noviembre de 2020

Noticias

Buscar

Restaurar

19 de noviembre de 2020

Cinco Días

La ejecución de los avales del Estado dispararía la deuda pública al 140% del PIB

La pandemia eleva el riesgo de impago de 230.000 millones sujetos a garantías públicas. La Airef alerta de que avales, pensiones y tipos de interés disparen el endeudamiento

La elevada factura que está suponiendo para el erario español responder a la pandemia del coronavirus, unida al importante volumen de avales estatales comprometidos para mantener el flujo de financiación privada a las empresas en medio de la crisis desatada, amenazan con convertir la deuda pública española en una bomba de relojería. Solo en los últimos días, el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ya han alertado del riesgo que supone que el endeudamiento vaya a saltar este año al entorno del 120% del PIB. Y eso sin contar con las garantías públicas desplegadas, que de ejecutarse en bloque dispararían la deuda pública española al entorno del 140% del PIB.


Conviene tener en cuenta que España ha sido incapaz de sufragar su gasto público con los ingresos que genera anualmente desde el estallido de la crisis de 2008, incurriendo en un déficit que ha sido costeado con una ingente emisión de deuda pública. Pese a que el tamaño de ese agujero fiscal había venido reduciéndose desde los máximos alcanzados en 2012, y tras el ligero repunte al 2,8% del PIB en 2019, la deuda pública cerró el pasado ejercicio en el 95,5% del PIB. A partir de ahí, el desajuste contable ha terminado de saltar por los aires con la llegada del Covid-19. Las medidas impulsadas para apuntalar el sistema sanitario, costear los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), las ayudas a autónomos, empresas o colectivos desfavorecidos, y el desplome de la recaudación, amenazan con disparar el déficit por encima del 11% este año y vienen incrementando la deuda mes a mes.

A cierre de septiembre, según los datos publicados por el Banco de España esta misma semana, la deuda pública había crecido en 120.000 millones de euros, marcando un nuevo máximo histórico en 1.308.439 millones. La cifra equivale al 114,1% del PIB nominal de los últimos cuatro trimestres, pero asciende ya al 118,3% del Producto Interior Bruto comunicado por el Ejecutivo a Bruselas en el plan presupuestario para el ejercicio 2020. A falta de un trimestre, por tanto, roza la previsión inicial del 118,8% para el conjunto del año y se encamina a cumplir las proyecciones de organismos como el FMI, que prevé que llegue al 123%. En cualquiera de los casos se trata de la cota máxima en más de 100 años.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad