jueves, 29 de octubre de 2020

Noticias

Buscar

Restaurar

13 de octubre de 2020

Cinco Días

Rebrotes y restricciones ponen de nuevo en riesgo el débil crecimiento del PIB

El Gobierno espera una endeble alza del 1,2% en el último trimestre. Funcas, con una estimación similar, ve riesgo de que acabe en negativo

La economía española encara un complejo e incierto otoño en el que la pandemia del coronavirus amenaza con volver a llevar al terreno negativo el incipiente crecimiento logrado en verano tras la parálisis de la actividad que impuso el confinamiento durante la primavera. Los crecientes rebrotes de Covid-19, unidos a las nuevas restricciones aprobadas en respuesta, entre las que destaca la reciente declaración del estado de alarma sobre la Comunidad de Madrid, primera economía regional del país, ponen en riesgo un avance trimestral del PIB que el propio Gobierno estima en torno a un frágil 1%.


Aunque el Ejecutivo no ha facilitado públicamente este cálculo, la cifra puede obtenerse aplicando el modelo de ponderación trimestral con el que el Banco de España calcula las variaciones anuales del PIB. Así, tras la confirmación del Instituto Nacional de Estadística de que el PIB cedió un 5,2% en el primer trimestre del año y un 17,8% en el segundo, tomando la previsión oficial anunciada la pasada semana por la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, de que la economía repuntó un 13% en el tercer trimestre y que la caída esperada en el conjunto del año será del 11,2%, puede estimarse que el Ejecutivo proyecta un alza de entre el 1,1% y el 1,4% en el trimestre. El cálculo arroja el 1,2% como punto intermedio. Hay que tener en cuenta que se trata de tasas de variación intertrimestral. Es decir, que mientras que el tercer trimestre logra una evolución alcista cómodamente situada en el doble dígito porque se compara con una primavera de parálisis económica sin precedentes, el cuarto trimestre del año se confronta con ese verano de reactivación y campaña turística que, por limitada que fuera, exige ahora un mayor esfuerzo a la demanda nacional para saldar el trimestre en tasas positivas.

Desde el Ministerio de Economía se limitan a confirmar que su proyección está en línea con las publicadas por los analistas. Desde Funcas, la fundación de las cajas de ahorro, donde esperan un avance del PIB del 1,6% en el cuarto trimestre del año, admiten que el crecimiento es tan débil y las amenazas tan crecientes, que “hay riesgo de que el PIB pase a negativo en el último trimestre”. Así lo reconoce Raymond Torres, director de coyuntura de Funcas, que apunta a dos factores clave. De un lado, “los propios rebrotes, y su impacto sobre la movilidad y el turismo”, así como “en la confianza y, como consecuencia, en el consumo y la inversión, sobre todo en el consumo privado que pesa mucho en el PIB, ante el riesgo de pérdida del empleo, etc”. De otra parte, añade, está “la reacción a esos rebrotes”. “No hacer nada agravaría mucho el panorama y haría peligrar el escaso crecimiento del cuarto trimestre”, aduce, matizando que, del lado contrario, “si la reacción es un cierre total de la economía, un nuevo confinamiento generalizado, o el de amplios territorios como Madrid, que representan una parte importante del PIB, esto también tendría un impacto inmediato negativo”.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad