viernes, 07 de agosto de 2020

Noticias

Buscar

Restaurar

27 de julio de 2020

El Economista

El oro continúa su ascenso y marca nuevos máximos históricos sobre los 1.930 dólares por onza

Los expertos prevén que supere a finales de año los 1.950 dólares por onza

El oro, uno de los activos considerados refugio por parte de los inversores en momentos de incertidumbre, marca este lunes un nuevo máximo histórico intradía al situarse en los 1.937,6 dólares, con lo que supera la barrera de los 1.921,17 dólares por onza que llegó a registrar en septiembre de 2011.

El oro ya superó el pasado viernes los 1.906 dólares por onza, aunque posteriormente, cerró en torno a los 1.900 dólares, según datos de Bloomberg.

El precio máximo del oro al cierre de una sesión se registró el 5 de septiembre de 2011 y fue de 1.900,2 dólares por onza (nivel que superó el viernes), pero el 6 de septiembre de ese año, llegó a tocar los 1.921,17 dólares por onza intradía, una cota que pulveriza hoy. En las últimos meses, el precio del oro ha mantenido una senda alcista ante la incertidumbre que genera en el mercado la epidemia de coronavirus y sus consecuencias económicas, además de las tensiones entre EEUU y China. La política monetaria que están llevando a cabo los bancos centrales también influye en la cotización del metal precioso según los expertos, que explican que las medidas adoptadas para estimular las economías más afectadas por la pandemia sigue impulsando los tipos de interés hacia terreno negativo.

Las restricciones de la oferta debido a los confinamientos derivados del coronavirus están provocando un suministro de metales limitado, lo que también propicia el aumento de su precio.

Una trayectoria positiva a largo plazo
Los expertos coinciden en que el aumento del precio del oro y de otros metales como la plata y el cobre no son los signos fugaces de una fuerza efímera, sino más bien las señales de una trayectoria positiva a largo plazo.

Así, prevén que el oro supere a finales de año los 1.950 dólares por onza, y que incluso, ante unos tipos de interés que seguirán cayendo aún más en 2021, que se sitúe por encima de 2.200 dólares.

El oro empezó el año por encima de los 1.500 dólares por onza y superó el nivel de los 1.600 dólares a mediados de febrero.

Sin embargo, en marzo, al irrumpir la epidemia de coronavirus en Europa, el precio llegó a bajar de los 1.500 dólares al optar los inversores por la liquidez total.

Los precios se recuperaron al final de ese mes y en abril llegaron a los 1.700 dólares. A finales de junio, el oro se asomó a los 1.800 dólares, nivel que superó a principios de julio.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad