martes, 07 de julio de 2020

Noticias

Buscar

Restaurar

23 de junio de 2020

Cinco Días

El fin del estado de alarma impulsa muy ligeramente la movilidad y el consumo

Este domingo se registraron un 17% más de viajes que hace una semana. La demanda eléctrica repunta y alcanza niveles pre-Covid

La primera semana sin estado de alarma después de unos 100 días de excepcionalidad ha arrancado con unas cifras muy tímidas de reactivación económica. Por un lado, el domingo, primera jornada sin restricciones a la movilidad, se registraron 890.208 viajes, un 17% más que los realizados el 14 de junio -una semana antes- y un 18,3% menos que los que se efectuaron un día similar en 2019. Mientras tanto, los ingresos de algunos sectores como el comercio o la hostelería avanzan pero no terminan de despegar.


A pesar de que el número de traslados por carretera cae con respecto a una fecha previa al confinamiento, representó una mejoría en el marco de los últimos meses, puesto que el desplome de los viajes llego a ser hasta de un 90% a principios de abril. Así, con la caída del decreto que ordenaba el confinamiento de la población, el tráfico se ha recuperado de forma progresiva en torno al 80% de su volumen habitual, de acuerdo con los datos de la Dirección General de Tráfico, recogidos por EP. Solo la movilidad de la Comunidad de Madrid está a un 75%, incluyendo la pública y la privada, con una subida de un 8% del uso del transporte público este lunes en comparación con el anterior. La vuelta a la normalidad es más cautelosa todavía en sectores como el comercio. De hecho, hace una semana los ingresos de este sector se situaban en “aproximadamente el 30% de su nivel habitual”, cifra que no ha aumentado significativamente tras salir del estado de alarma. “Los establecimientos comerciales comienzan a tener un flujo de consumidores que se puede acercar al que podrían tener el año pasado por estas mismas fechas, sin embargo la facturación continúa siendo la asignatura pendiente”, señaló a este diario el presidente de la asociación de autónomos UPTA, Eduardo Abad, apuntando que la facturación “apenas” ha avanzado un 10% en la última semana.

Asimismo, señaló que la caída de los ingresos de los autónomos con respecto a 2019, “continúa siendo por encima del 70% en términos globales”, destacando la asimetría entre los sectores, dado que hay algunos que ya empiezan a mantener una cierta normalidad económica, como las peluquerías o las pequeñas empresas de construcción, que tras el parón “van ahora a toda velocidad”.

Esperanzas para julio
A pesar de que el comercio no arranca, Abad espera que al final de este mes el sector “comience a dar un salto cuantitativo”, al igual que la hostelería, cuyos datos de facturación están lejos de los habituales en estas fechas. Por su parte, el presidente de Hostelería de España, José Luís Yzuel, recordó que algunos negocios todavía no han abierto, y que el teletrabajo dificulta su recuperación, puesto que para algunos bares situados en zonas de oficinas el consumo de los trabajadores es fundamental. Así, asegura que esta semana marcará la pauta de cómo va a evolucionar el sector y que se tienen expectativas puestas en el 1 de julio.

Desde la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) apuntan que experimentan las mismas tendencias desde el momento en el que el comercio pudo abrir sin restricciones en todas las comunidades, en la fase 2. Aseguran que en las categorías de no alimentación, las ventas están avanzando positivamente, sobre todo en productos como la electrónica, el hogar, muebles o bricolaje.

Por otro lado, la demanda peninsular de electricidad registraba este lunes un repunte del 5,6% con respecto al mismo día de la semana pasada y alcanzaba niveles pre-Covid, mostrando la evolución a la par que la desescalada. Este indicador es uno de los principales termómetros para medir la actividad de una economía y se comporta a la baja con los cierres de servicios o la industria.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad