lunes, 06 de julio de 2020

Noticias

Buscar

Restaurar

22 de junio de 2020

El Economista

Desplome histórico: la facturación del sector servicios se derrumbó un 41,4% en abril y dobló el peor registro de la crisis de 2009

La fuerte caída se produjo tras las medidas de confinamiento por el covid-19
El mayor golpe se lo han llevado las actividades relacionadas con el turismo
El empleo en el sector retrocedió un 5,5% interanual en el marco de los ERTE

La cifra de negocios sufrió un derrumbe histórico en abril. En tasa interanual, la facturación del sector registró una caída del 41,4% ante las medidas de confinamiento por el covid-19 y la entrada en vigor, durante dos semanas, del permiso retribuido recuperable para trabajadores no esenciales, lo que dio lugar a la casi total paralización de la economía en la primera mitad de abril. Dobla el peor registro de la crisis financiera de 2009 (-20,6%), según ha informado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con este descenso, los servicios encadenan dos meses consecutivos de fuertes retrocesos interanuales. Por sectores, los mayores retrocesos fueron para las actividades relacionadas con el turismo. Así, los servicios de alojamientos, de comida y bebida y las agencias de viajes recortaron sus ventas más de un 90% respecto a abril de 2019.

Dentro del sector del comercio, las ventas de vehículos de motor y motocicletas se desplomaron en abril un 84,4% interanual, y dentro del transporte, los más relacionados con pasajeros (ferrocarril, taxi, terrestre y aéreo) fueron los más perjudicados, con retrocesos de la facturación de más del 70% en tasa anual.

Corregidos los efectos estacionales y de calendario, la facturación de los servicios se desplomó también un 41,4% interanual en abril, la mayor caída de la serie histórica, iniciada en el año 2000.

Descenso del empleo
Los datos del INE reflejan que el empleo en el sector servicios retrocedió en el cuarto mes del año un 5,5% en tasa interanual, su mayor caída desde septiembre de 2009. El INE subraya que en los datos de empleo hay que tener en cuenta que las personas acogidas a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) durante el estado de alarma siguen formando parte del personal de la empresa. En términos mensuales (abril sobre marzo) y eliminado el efecto de calendario y la estacionalidad, la facturación del sector servicios se hundió un 26%.

Las ventas en la industria también se hunden
La cifra de negocios de la industria también se desplomó un 40,8% el pasado mes de abril respecto al mismo mes de 2019, su mayor retroceso de toda la serie histórica, iniciada en 2002, como consecuencia de la crisis sanitaria y del permiso retribuido recuperable para actividades no esenciales que provocó una paralización casi total de la industria en la primera mitad de abril.

Con esta caída, la facturación de la industria encadena dos meses consecutivos de tasas negativas, según datos del INE, que destaca el crecimiento experimentado por la fabricación de productos farmacéuticos, rama que elevó sus ventas un 5% interanual en abril.

Por el contrario, la industria del automóvil experimentó una bajada interanual del 90,5% en su cifra de negocios. Colateralmente, precisa el INE, se produjo un descenso en la producción y una significativa bajada de los precios en las coquerías y el refino de petróleo, lo que ha provocado una disminución del 72,1% en la facturación de esta actividad.

Corregido el efecto calendario y la estacionalidad, la cifra de negocios de la industria también bajó un 40,8% interanual en el cuarto mes del año, también el mayor descenso de la serie. En términos mensuales (abril sobre marzo) y corrigiendo la estacionalidad y el efecto calendario, la facturación de la industria se hundió un 28,7%.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad