sábado, 26 de septiembre de 2020

Noticias

Buscar

Restaurar

25 de marzo de 2020

Expansion.com

La crisis del coronavirus podría costarle a España entre el 3,9% y el 10% del PIB, según IESE

"Actualmente se están subestimando los efectos económicos de la pandemia en el PIB, debido a la excesiva dependencia de las comparaciones históricas, según el informe".

La crisis del coronavirus podría costarle a España entre el 3,9 y el 10 % del producto interior bruto (PIB), en función del tiempo de afectación de las medidas de confinamiento, según un informe del profesor del IESE Nuno Fernandes. En el mejor de los casos, partiendo de un confinamiento de un mes y medio, la parálisis de la actividad tendría en España un impacto económico del 3,9 % del PIB, una afectación mayor que la sufrirían países como China (3,2 %), Alemania (3,6 %), Francia (3,2 %) o Reino Unido (3,4 %).

Y es que países como Grecia, Portugal y España, que dependen más del turismo (más del 15 % del PIB), son los que se verán más afectados por esta crisis.

En este escenario, se espera que España entre en recesión, con una disminución del PIB del 2,1 % en 2020.

Si las medidas de confinamiento y crisis se extienden durante tres meses, hasta mediados de junio, el PIB español podría caer un 5,8 %, mientras que si la situación se alargara hasta el verano, la afectación se aproximaría al 10 %.

A nivel mundial, si las medidas se prolongan hasta finales de julio de 2020, la disminución promedio del PIB sería cercana al 8 %, si bien en algunos países este descenso podría ser superior al 10 %.

Según Fernandes, "si la crisis en curso dura hasta el final del verano, la economía mundial se enfrentará a la amenaza más grave que se haya visto en los últimos dos siglos".

A diferencia de crisis anteriores, Fernandes apunta que en esta ocasión, a diferencia de la crisis financiera de 2008-2009 y otras comparaciones históricas, la recesión global "es inevitable", pues "nos estamos enfrentando a una caída combinada de oferta y demanda" agravada por una variedad de factores, como la naturaleza global de la economía mundial y el papel clave que juega China, donde se inició el brote.

Además, la pandemia mundial ha llegado en un momento en que los tipos de interés iniciales son bajos y las herramientas económicas para combatir la crisis son limitadas.

"Los bancos centrales agotaron su poder de fuego durante los buenos tiempos. Casi no hay espacio para que el estímulo monetario pueda ayudar a mantener los riesgos que se avecinan", advierte el profesor de Finanzas del IESE.

Es por ello que el experto insta a los responsables políticos globales a actuar con rapidez para evitar los peores escenarios. "En general, los posibles impactos de esta crisis son los más graves que se hayan visto jamás en la historia", concluye Fernandes.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad