domingo, 23 de febrero de 2020

Noticias

Buscar

Restaurar

06 de febrero de 2020

Expansion.com

La OPEP ultima un recorte de la producción y da alas al petróleo

Los grandes productores están de acuerdo en cerrar el grifo del crudo, aunque no llegan a cerrar una cifra. Los avances sobre el desarrollo de una vacuna dan esperanza a los mercados.

Los precios del petróleo se elevaron ayer un 2,6%, hasta los 55,3 dólares, impulsados tanto por el ajuste de suministro de petróleo que preparan los grandes productores para compensar el desplome de la demanda china tras el brote del coronavirus, así como por los "avances significativos" que se han dado en torno a una vacuna que pueda prevenir el contagio de esta enfermedad. Todo ello ha dado alas a los mercados de todo el mundo, pero especialmente al crudo, debido al gran excedente que se había generado en las últimas semanas.

Así, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ultima un ajuste de producción, para adecuar el suministro a la menor demanda china, y todos los países están de acuerdo en este objetivo, aunque la cifra concreta es más complicada. De hecho, la segunda jornada de reuniones del Comité Técnico del cártel, que debía ser la definitiva, concluyó sin un acuerdo cerrado y con la promesa de cerrar una cifra entre hoy y el sábado. Estos encuentros son el paso previo a la cumbre ministerial, que tendrá lugar probablemente la próxima semana. Actualmente se habla de un recorte de suministro de entre medio millón y un millón de barriles al día.

Este exceso de oferta se debe a que el cierre de la actividad en las principales provincias chinas -21 regiones que suman el 80% del PIB del gigante asiático y el 90% de las exportaciones-, sumado al impacto sobre la demanda interna, ha lastrado notablemente las compras de crudo. Las refinerías chinas calculan un desplome del 25% en sus compras de crudo este mes de febrero (3,2 millones de barriles al día), más de un 3% de la demanda global.

Y, cuando a esto se le suma el deterioro del comercio internacional y del tráfico aéreo, el agujero que se produce en el mercado puede ascender a 4 millones de barriles al día, de acuerdo con los cálculos del Oxford Institute for Energy Studies. De hecho, Michal Meidan, de esta institución, habla de un parón de la actividad global. "La actividad industrial cae; el movimiento de pasajeros [a China] se reduce un 70%, y el tráfico de mercancías, un 50%", señala, planteando que el impacto depende de cuánto tiempo dure la situación. Habrá "un parón de al menos dos semanas", advierte.

Todo ello hacía que el ajuste que ya había llevado a cabo la OPEP hace apenas dos meses se quedara ya escaso y que la reunión para ajustar los niveles de producción, programada para dentro de un mes, se antojara demasiado tardía, debido a que el enorme exceso de crudo en los mercados está presionando los precios a la baja. En apenas un mes, la cotización del barril de Brent, de referencia en Europa, ha caído cerca de un 20%, y los mercados de futuros descartaban mayores retrocesos.

Por otra parte, también los avances científicos están jugando a favor de la normalización de los mercados. Ayer se conoció que un grupo de investigadores de la universidad Imperial College de Londres están ya en disposición de probar en animales una posible vacuna para el coronavirus, con lo que podrían llegar a fabricarla para humanos en el plazo de unos meses, si las pruebas son favorables. Por ello, no serviría para combatir el actual brote pero podría ser importante si hubiera otro en el futuro, lo que elimina la incertidumbre.

Esta vacuna forma parte de un proyecto internacional para hallar un remedio a la epidemia de coronavirus y se está llevando a cabo de forma mucho más acelerada de lo habitual. De acuerdo con las declaraciones a Sky News del director de la investigación, Robin Shattock, "los enfoques convencionales llevan al menos dos o tres años, antes de poder llegar siquiera a la clínica", pero en este caso la urgencia ha llevado a la creación de un "candidato a vacuna" en apenas dos semanas, con lo que se podría empezar a hacer estudios en humanos "en un plazo de meses" y tener una vacuna este verano, si todo marcha bien.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad