martes, 16 de julio de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

03 de julio de 2019

Expansion.com

Por qué el acuerdo UE-Mercosur es histórico

La Unión Europea y Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) han llegado a un acuerdo político en las negociaciones para la conclusión de un Acuerdo de Asociación, en el que el pilar comercial es el más relevante.

Es un momento histórico, al que se ha llegado tras grandes esfuerzos por ambas partes y largas negociaciones, que se iniciaron hace 20 anos. España ha venido impulsando este acuerdo con Mercosur, convencida de sus efectos positivos para España, la Unión Europea y Mercosur. Ahora, prácticamente toda Iberoamérica queda cubierta por acuerdos comerciales con la UE. Con este acuerdo, los dos principales procesos de integración económica que existen en la actualidad crean un mercado de casi 800 millones de consumidores. Es el primer acuerdo de este tipo que firma Mercosur, por lo que la UE tendrá un acceso privilegiado a cuatro países con los que España tiene importantes lazos económicos -comercio, inversión, cooperación-, políticos, culturales e históricos.Con su conclusión, los dos grandes bloques comerciales lanzan un mensaje claro al mundo a favor del libre comercio y en contra de aquellas equivocadas ideas de que el comercio internacional es un juego de suma cero, en el que lo que uno gana el otro lo pierde. Ambas partes ganan con este acuerdo. La liberalización comercial siempre conlleva una ganancia para el conjunto de ciudadanos y empresas de los países implicados.Este acuerdo aportará a las empresas europeas una gran apertura del sexto mercado del mundo, con más de 260 millones de consumidores. A su vez, Mercosur tendrá acceso a un mercado de 500 millones de consumidores de alto nivel adquisitivo. Mediante este acuerdo, Mercosur liberalizará para la UE el 91% del comercio; el 72% será en un periodo de 10 años o menos. Ello afectara positivamente a los sectores más relevantes de nuestra economía. Así, los automóviles y sus componentes estarán totalmente liberalizados. La maquinaria, los productos químicos y farmacéuticos, los textiles y el calzado de cuero también estarán también cubiertos, con muy pocas excepciones. El aceite de oliva, la malta, las patatas congeladas, el vino (excepto a granel), las bebidas espirituosas, los refrescos, las frutas frescas, los tomates en conserva y los melocotones en conserva se liberalizarán completamente; el sector lácteo disfrutará de unos contingentes de exportación. Además, muchos productos agroalimentarios se verán beneficiados por la protección de sus Denominaciones de Origen.La UE liberalizará de forma similar su comercio para Mercosur, manteniendo cuotas para aquellos productos más sensibles para nuestros agricultores. Con el Acuerdo alcanzado, se simplificarán los procedimientos aduaneros, se armonizarán normas de calidad y etiquetado, y se reforzará la cooperación en materia de medidas sanitarias y fitosanitarias, garantizando que los productos importados cumplen las mismas normas de seguridad alimentaria que los de la Unión Europea. Esto supone eliminar importantes barreras de tipo no arancelario, favoreciendo así una mayor integración de Mercosur en las cadenas de valor global.Por otra parte, el acuerdo abarca también el mercado de servicios, abriéndose más el mercado de Mercosur y proporcionando mayor seguridad jurídica a las empresas europeas.Mercado de serviciosEs destacable la mejora en acceso al mercado en ciertos servicios como telecomunicaciones e ingeniería, en los que las empresas españolas han probado sobradamente su capacidad competitiva en todo el mundo. El acuerdo también abordará los obstáculos al establecimiento de inversores de ambas partes, impulsando los flujos de inversión.Pero los acuerdos de libre comercio en general implican ventajas no sólo para las empresas, sino también para los ciudadanos, consumidores y trabajadores. Constituyen un vehículo más para asentar los valores de la UE y, en este caso, de Mercosur, al incorporar cláusulas sobre protección del medio ambiente, desarrollo sostenible o estándares laborales. Este acuerdo refuerza el compromiso de la UE y de Mercosur en cuestiones sociales y laborales medioambientales, siguiendo ambos bloques comprometidos con la aplicación del Acuerdo de París contra el cambio climático.Mercosur es un destino principal de inversiones y de exportaciones europeas y españolas. En 2018, las exportaciones de mercancías de España a Mercosur representaron el 26% de las exportaciones a América Latina, y las importaciones representaron un 37%. Hay que destacar también nuestras exportaciones de servicios y, dentro de ellos, los bancarios y de telecomunicaciones. Además, España es uno de los mayores inversores en Mercosur. El stock de la inversión española según los últimos datos disponibles (año 2017) alcanzó 52.000 millones de euros, cifra lograda tras un crecimiento continuado en la última década. Las cifras globales ponen de manifiesto la ya importante relación comercial y de inversión. Con el nuevo acuerdo, no cabe duda de que tanto los flujos comerciales como los de inversión se intensificarán en ambos sentidos.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad