martes, 25 de junio de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

10 de abril de 2019

Expansion.com

El FMI recorta el PIB de España al 2,1% en pleno frenazo del crecimiento en Europa

La economía española se rebaja en un 0,1% este año, lastrada por el parón de la Eurozona hasta el 1,3%, y por la desaceleración del impulso internacional, que pasa del 3,5% al 3,3%

Ni un soplo de primavera en el Fondo Monetario Internacional (FMI). El viento gélido de la economía ha implicado fuertes recortes generalizados en las previsiones de crecimiento de los que no se ha salvado España. La institución que dirige Christine Lagarde proyecta ahora un crecimiento del 2,1% este año para la economía española. La cifra supone un recorte del 0,1% respecto a las previsiones de enero y se sitúa por debajo del 2,2% que pronostica BBVA, tras anunciar ayer una rebaja desde el 2,4%. El 2,2% es también la cifra que maneja el Gobierno.

Para 2020, el FMI mantiene la estimación en el 1,9%, porcentaje que constata el fuerte parón en el ritmo de desarrollo en España, que se impulsó un 3% en 2017 y un 2,5% el año pasado.

Mientras, la institución financiera pronostica que la tasa de empleo cerrará en el 14,2% este año, por encima del 13,9% que calcula BBVA. El Fondo vuelve a recomendar una mayor iniciativa privada para seguir reduciendo el paro.

España se ve afectada por su propia incertidumbre política y por la fuerte desaceleración que vive la Eurozona, para la que el FMI recorta las previsiones del 1,6% al 1,3% este año. La rebaja es aún mayor si se compara con el 1,9% que el Fondo había calculado en octubre. Para 2020, las proyecciones de la zona euro se reducen del 1,7% al 1,5%.

Alemania, el principal mercado del área, es el gran lastre del crecimiento. El FMI ha recortado su PIB del 1,3% al 0,8% este año, y del 1,6% al 1,4% el año que viene. El Fondo cita como gran factor de incertidumbre para el mercado alemán "los retrasos asociados con la introducción de nuevos estándares de emisión de combustible para vehículos diésel", a lo que se añade la caída generalizada de la confianza de consumidores y empresas.

También Italia, en el que el FMI percibe un "debilitamiento de las inversiones", sufre un fuerte ajuste del 0,5%, que deja su economía estancada con una subida de apenas el 0,1% en 2019.

Mientras, las protestas callejeras han pesado sobre el gasto de consumo en Francia, país al que el FMI da ahora un crecimiento del 1,3%, por debajo del 1,5% calculado en enero.

Por su parte, el crecimiento de Reino Unido bajará del 1,5% al 1,2% este año y del 1,6% al 1,4% en 2020. La falta de acuerdo en la salida del país de la Unión Europea, proceso conocido como Brexit, es uno de los grandes factores de incertidumbre de los que alerta el FMI.

Todos los grandes países se han visto afectados por el tono pesimista de la institución financiera, incluido Estados Unidos, cuya previsión del crecimiento baja ahora al 2,3% este año, frente al 2,5% que se calculó en enero, "debido al impacto del cierre del Gobierno en enero y a un mayor gasto fiscal".

Para 2020, sin embargo, la estimación sube en una décima de puntos porcentual, hasta el 1,9%, tras la decisión de la Reserva Federal (Fed) de frenar la subida de los tipos de interés. "El impulso en los Estados Unidos se mantuvo sólido en medio de un mercado laboral ajustado y un fuerte crecimiento del consumo, pero la inversión pareció disminuir en la segunda mitad del año", advierten desde el organismo.

En este escenario, la proyección del FMI para las economías avanzadas se queda en el 1,8% este año, por debajo del 2% barajado en enero, y en el 1,7% en 2020, sin cambios respecto a hace tres meses.

En el caso del crecimiento global, será de apenas un 3,3% en 2019, por debajo del 3,5% previsto, y del 3,6% en 2020, sin variaciones respecto a enero.

China, al alza
Las economías en desarrollo sufren, por su parte, un recorte del 0,1% que dejará su crecimiento en el 4,4% este año. La contención del FMI en los ajustes se explica gracias a China, el único gran mercado que da la nota positiva y para el que el FMI calcula ahora un crecimiento del 6,3% este año, frente al 6,2% previsto en enero.

Latinoamérica, sin embargo, experimenta una fuerte rebaja del 0,6% hasta apenas un crecimiento del 1,4% este año, lastrada especialmente por Brasil, cuyas proyecciones caen del 2,6% al 2,1%, y por México, que baja del 2,1% al 1,6%.

Las proyecciones del FMI, que celebra estos días su asamblea de primavera en Washington DC, recogen los negros augurios que ya avanzó Lagarde la semana pasada, cuando alertó de que el crecimiento seguía perdiendo ímpetu y dejó claro el cambio de tendencia: "Hace dos años, el 75% de la economía mundial experimentó un repunte. Este año, prevemos que el 70% de la economía mundial experimente una desaceleración".

El informe de proyecciones económicas del FMI (WEO, por sus siglas en inglés) constata un punto de inflexión en la recta final del año pasado. "La actividad se suavizó en medio de un aumento de las tensiones comerciales y subidas de aranceles entre Estados Unidos y China, una disminución en la confianza empresarial, un endurecimiento de las condiciones financieras y una mayor incertidumbre política en muchas economías", explica el Fondo.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad