sábado, 15 de diciembre de 2018

Noticias

Buscar

Restaurar

26 de noviembre de 2018

Expansion.com

La deuda mundial se aúpa hasta los 216,7 billones de euros, el 317% del PIB

La deuda de hogares, empresas, bancos y gobiernos de todo el mundo sumaba al final del segundo trimestre de 2018 un total de 247,1 billones de dólares (216,7 billones de euros), ligeramente por debajo del récord establecido en los tres meses anteriores, después de reducirse en 1,5 billones de dólares (1,3 billones de euros), según los datos recopilados por el Instituto Internacional de Finanzas (IIF). Este modesto descenso del apalancamiento global durante el segundo trimestre vino protagonizado por el menor endeudamiento de los gobiernos y el sector financiero en las economías avanzadas, mientras en los mercados emergentes la deuda siguió incrementándose, aunque a menos ritmo que en los tres primeros meses del año. No obstante, en comparación con el segundo trimestre del año pasado, la deuda mundial aumentó en 16,4 billones de dólares (14,4 billones de euros), un 7,2% más. Del conjunto de la deuda mundial contabilizada en el segundo trimestre, el 24,2%, unos 59,8 billones de dólares (52,4 billones de euros) correspondían al sector financiero, mientras que el endeudamiento público sumaba 66 billones de dólares (57,9 billones de euros), la deuda empresarial 74,9 billones de dólares (65,7 billones de euros) y la de las familias 46,4 billones de dólares (40,7 billones de euros). De este modo, la deuda global excluyendo al sector financiero sumaba 187 billones de dólares (164 billones de euros) hasta junio, cifra que representa un incremento de 30 billones de dólares (26 billones de euros) desde que la Reserva Federal de EEUU empezó a subir tipos en diciembre de 2015, lo que supone una significativa aceleración en el ritmo de apalancamiento respecto del trienio anterior, cuando el volumen de deuda solamente se incrementó en 1 billón de dólares (0,87 billones de euros). En las economías avanzadas, la deuda se situó en el segundo trimestre en 176 billones de dólares (154,3 billones de euros), un 4,3% más que un año antes, con un aumento interanual del 4,6% de la deuda de los hogares, hasta 34,2 billones de dólares (30 billones de euros) y del 5,2% en el caso de las empresas, hasta 42,3 billones de dólares (37 billones de euros), mientras en el sector financiero la deuda sumaba 48,9 billones de dólares (42,9 billones de euros), un 2,9% más, y un 4,1% en el sector público, hasta 50,5 billones de dólares (44,3 billones de euros). En el caso de las economías emergentes, la deuda alcanzaba a mitad de año los 71,1 billones de dólares (62,3 billones de euros), un 15,4% más que un año antes, con un incremento del 18,4% de la deuda de los hogares, hasta 12,2 billones de dólares (10,7 billones de euros), mientras que la de las empresas aumentó un 16%, hasta 32,6 billones de dólares (28,6 billones de euros). El sector financiero de los países emergentes acumulaba al finalizar el segundo trimestre del año una deuda de 10,8 billones de dólares (9,5 billones de euros), un 12,5% más que un año antes, mientras que el apalancamiento de los gobiernos sumaba 15,5 billones de dólares (13,6 billones de euros). En este sentido, los analistas de IIF advierten de que los países emergentes se enfrentan a un exigente calendario de vencimientos, ya que más de 4 billones de dólares (3,5 billones de euros) en bonos y préstamos sindicados vencerán a finales de 2020 y alrededor un tercio de esta cifra corresponde a deuda en divisas.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad