jueves, 21 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

04 de octubre de 2018

Expansion.com

"Reino Unido no tiene miedo de irse sin acuerdo de la UE"

Theresa May asegura que "nunca romperemos nuestro país".

Theresa May, la primera ministra británica, volvió este miércoles a lanzar un mensaje desafiante a sus socios de la Unión Europea al asegurar que "Reino Unido no tiene miedo a irse sin acuerdo de la UE" y que "nunca romperemos nuestro país", en alusión a los efectos que un Brexit duro podría tener en la región de Irlanda del Norte. La primera ministra insistió en que "los mejores días están por llegar" y que el país tiene "un futuro prometedor". Para May, que habló durante el congreso anual que el partido Conservador ha celebrado en Birmingham, se trataba de una gran prueba de fuego. Horas antes, el país había estado pendiente del discurso pronunciado por Boris Johnson, su gran rival dentro del partido. Aunque el ex alcalde de Londres no desafió directamente el liderazgo de la primera ministra, como muchos esperaban, sí que criticó duramente su plan para salir de la Unión Europea (conocido como Chequers)May, lejos de mostrarse como una líder acorralada desde varios frentes -por los euroescépticos de su partido, la oposicion laborista y sus socios de la UE-, decidió que debía ir a por todas. Su entrada en el escenario, bailando de forma robótica al ritmo de la canción Dancing Queen, de ABBA, provocó una gran ovación y mostró a una primera ministra con energía suficiente para reírse de sí misma, a pesar de la presión a la que está sometida. Si Johnson aseguró que "hay que acabar con Chequers", en un claro ataque a la autoridad de la primera ministra, May aseguró que lo más importante en estos momentos es lograr la unidad del partido. "Debemos estar unidos y asegurarnos un acuerdo que beneficie a Reino Unido". dijo. "Si todos vamos en diferentes direcciones persiguiendo nuestra idea del Brexit ideal, nos arriesgamos a acabar sin Brexit", explicó, en clara alusión al artículo publicado por Johnson la semana pasada con sus ideas para salir de la UE. May no pronunció ni una sola vez la palabra Chequers, lo que para muchos analistas supone que el plan, tal y como se concibió, ha muerto. La UE rechazó este planteamiento en la última cumbre celebrada en Salzburgo y pidió a May que hiciese cambios sustanciales para poder llegar a un acuerdo. "Nadie quiere un acuerdo más que yo, pero esto no significa que este acuerdo deba llegar a cualquier coste", explicó. May rechaza, de momento, la dos opciones que le ofrece Bruselas. Una es permanecer en la unión aduanera y aceptar la libertad de movimiento de personas y las normas comunitarias. La otra pasaría por establecer una frontera entre Irlanda del Norte y la república de Irlanda (lo que pondría en peligro los avances sociales y de paz lograda en los últimos años) si Reino Unido rompe su relación con la UE y busca una nueva relación comercial. Sobre el segundo referéndum, que llevaría a los británicos a votar de nuevo sobre el acuerdo de salida de Reino Unido, algo a lo que el Gobierno se opone, May indicó. "Hay gente que lo llama el voto de la gente, pero la gente ya votó y la gente eligió marcharse", de la UE, explicó. Sus grandes críticas durante todo el discurso fueron para Jeremy Corbyn, el líder del partido Laborista, de quien dijo que era "una tragedia" para el laborismo. May también dijo que, una década después del estallido de la crisis, "la austeridad ha acabado" y prometió nuevas inversiones en servicios públicos, como el de salud. Por último, frente al clima hostil hacia las empresas provocado por el propio Johnson, May pidió "apoyarlas" porque son las que crean empleo.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad