domingo, 15 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

24 de abril de 2018

Expansion.com

España diluye los 'eurobonos' en su plan para salvar el euro

El Ministerio de Economía envió este lunes su contribución al debate para reformar la zona euro, de cara a la cumbre de jefes de Estado y Gobierno de la UE del próximo 28 y 29 de junio.

Es la primera gran aportación a la escena europea de Román Escolano, el nuevo ministro de Economía. Para algunos es una propuesta carente de ambición. Para otros, un ejercicio de pragmatismo y realismo.El documento se vuelca en los objetivos a corto plazo (alcanzar un acuerdo para completar la Unión Bancaria, crear unas herramientas fiscales para apoyar a países en crisis y transformar el fondo de rescate en un Fondo Monetario Europeo) y diluye otros más ambiciosos y a largo plazo, como la creación de un Tesoro europeo con capacidad de emitir eurobonos.Sobre este último punto, en la propuesta que Economía envió en febrero del año pasado a Bruselas se hablaba de crear un Tesoro europeo a largo plazo "con cierto grado de mutualización de deuda". Ahora eso ha quedado en "instrumentos fiscales", también a largo plazo. "En el corto plazo, debe darse prioridad a la unión financiera (Unión Bancaria y Unión de Mercados de Capitales) y, posteriormente, una mayor unión económica allanará el camino para nuevos instrumentos fiscales", asegura el documento enviado a Bruselas. Fuentes de Economía aseguran que en esa idea de instrumentos fiscales es donde cabría el concepto de eurobonos en un futuro. En cambio, donde Escolano introduce algo más de ambición es en la capacidad fiscal para estabilizar economías que entren en crisis. A la propuesta de crear un mecanismo de seguro que apoye financieramente a los Estados con problemas financieros añade una facilidad de préstamo/inversión a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI), con el objetivo de apoyar la inversión durante las recesiones. El primer mecanismo se convertiría en una especie de bote común al que los países aportarían en función de determinados criterios y que luego les ofrecería "apoyo presupuestario" para "financiar los gastos asociados con el impacto de una perturbación severa". Para evitar transferencias permanentes de unos Estados a otros, Escolano plantea soluciones como fijar una serie de topes y límites en contribuciones y desembolsos por país.El segundo mecanismo supondría crear un nuevo instrumento en el BEI que "proporcionaría recursos suficientes para proteger la inversión, en particular en el sector privado, en caso de graves recesiones". El objetivo sería mitigar "los efectos cíclicos y protegiendo almismo tiempo el crecimiento potencial a largo plazo".Ese apoyo vendría en forma de "préstamos en condiciones de financiación preferenciales" para movilizar inversión privada. Para completar la unión bancaria con un eurofondo de garantía de depósitos, el Gobierno español propone desbloquear la situación creando una propuesta a dos velocidades. Como los países del norte no quieren compartir riesgos bancarios con los del sur hasta que todas sus entidades hayan saneado sus balances, la idea sería crear ese instrumento pero dando solo acceso a quien cumpla antes las condiciones reducción de riesgo.Sobre el rol del fondo de rescate europeo y una eventual transformación en un Fondo Monetario Europeo, Economía quiere que sea "un instrumento clave en la zona euro para preservar la estabilidad financiera". Para ello le encomienda dos tareas: ofrecer rescates a países en crisis a cambio de reformas estructurales (lo que viene haciendo hasta ahora) y convertirse en el cortafuegos de último recurso en el caso de que el fondo único de resolución y un eventual eurofondo de garantía de depósitos se queden sin dinero.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad