domingo, 22 de julio de 2018

Noticias

Buscar

Restaurar

12 de abril de 2018

Expansion.com

El temor a una guerra comercial frena la inversión entre EEUU y China

El temor a una guerra comercial entre EEUU y China ya ha comenzado a afectar negativamente a la inversión entre los dos países.

Por si fuera poco, la Administración Trump estudia imponer fuertes restricciones a las adquisiciones de empresas estadounidenses por parte de China, según un nuevo informe. La inversión bilateral entre las dos mayores economías del mundo cayó el año pasado un 33%, hasta los 43.000 millones de dólares, a medida que comenzaron a aumentar las tensiones entre los dos países. Los datos pertenecen a la consultora Rhodium Group, que estudia los flujos de inversión, y que publicó su último informe el martes en el Comité Nacional de Relaciones entre China y EEUU."Y todo apunta a que la cifra volverá a caer en 2018", opina Thilo Hanemann, uno de los autores del informe. En los primeros dos meses del año, la inversión de China en EEUU no superó los 1.200 millones de dólares, una importante caída con respecto a años anteriores. "Las empresas han decidido aplazar las operaciones y están a la espera de cómo se desarrollan los acontecimientos. Ahora mismo, el entorno les parece demasiado arriesgado", explica Hanemann. El mes pasado, el presidente Donald Trump pidió a las autoridades del Tesoro que diseñaran un plan para limitar la inversión en China en sectores estratégicos. La medida forma parte de una respuesta más global que ha llevado a amenazas de subidas de los aranceles entre Washington y Pekín y que han generado cierta tensión en los mercados financieros globales. Coincide con la legislación en el Congreso que aumentaría las competencias del Comité de Inversión Extranjera (Cfius, por sus siglas en inglés) de EEUU, que estudia las transacciones que pueden suponer una posible amenaza a la seguridad nacional. Estas dos iniciativas provocarán más caídas de la inversión china, que ha sido la principal fuente de crecimiento de inversión extranjera entre los dos países. La caída de la inversión bilateral el año pasado estuvo protagonizada sobre todo por la inversión de China en EEUU, que descendió hasta 29.000 millones de dólares en 2017 frente al récord de 46.000 millones del año anterior. La inversión de EEUU en China continental prácticamente no cambió en 2017, con 14.000 millones de dólares. Uno de los motivos del descenso de las inversiones chinas fueron los controles de capital impuestos por Pekín. No obstante, el aumento del control del Cfius hacia las transacciones chinas también ha provocado una pérdida de inversiones en EEUU de 8.000 millones de dólares en 2017, según Rhodium. Y todo apunta a que los controles aumentarán este año, gracias a las medidas de la Administración Trump y el Congreso.En Washington creen que EEUU necesita evitar que China compre importantes empresas tecnológicas de EEUU, como ocurrió con el intento de compra de la empresa de móviles Broadcom de su rival estadounidense Qualcomm, incluso cuando Broadcom había propuesto trasladar su sede social a EEUU."El año pasado, el 80% del riesgo político se concentró en China por las restricciones de inversiones extranjeras. Este año, podría ser al contrario", explica Hanemann. Aunque muchos aliados de EEUU han criticado duramente las amenazas de Trump al comercio global, también han anunciado que podrían tomar represalias. No obstante, Hanemann opina que algunos países podrían beneficiarse del aumento de las barreras de EEUU a la inversión de China, "Es la tendencia contraria a lo que estamos viendo en Europa. La inversión china en la UE se mantiene", concluye.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad