domingo, 16 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

07 de marzo de 2018

Expansion.com

China prevé tener un crecimiento económico del 6,5% en 2018

El primer ministro chino ha declarado que su objetivo es tener un crecimiento económico anual de alrededor del 6,5% en 2018, el mismo que el del año pasado, y ha señalado que la política se centrará en contener el riesgo financiero y solucionar los problemas que afectan a la calidad de vida. En la apertura del parlamento en Pekín el lunes, Li Keqiang también anunció que el objetivo de déficit fiscal para 2018 será del 2,6% del PIB, menor que el 3% del año pasado, lo que constituye la primera reducción interanual de ese objetivo desde 2012."Los cambios en las políticas de las principales economías y sus efectos colaterales crean incertidumbre; el proteccionismo y los riesgos geopolíticos están aumentando", añadió Li.En un congreso del Partido Comunista celebrado en octubre, el presidente Xi Jinping declaró que había empezado una "nueva era" en la que lograr un crecimiento de alta calidad, reducir la contaminación y controlar los riesgos tendrían prioridad sobre los objetivos numéricos de crecimiento.Pero el partido ha mantenido su objetivo anterior de que el PIB per cápita en 2020 sea el doble que en 2010, principalmente fijando unos objetivos mínimos de crecimiento hasta entonces. El crecimiento real el año pasado superó el objetivo oficial y fue del 6,9%."El gobierno parece estar satisfecho con que el crecimiento económico se suavice un poco este año, mientras que la protección contra los riesgos financieros continúa siendo una prioridad en su agenda. Es probable que el crecimiento económico final sea del 6,3%, que es el valor medio mínimo que se necesita en el periodo 2018-2020 para conseguir que el PIB en 2020 sea el doble que en 2010" ha señalado Tom Rafferty, director regional para China de la Unidad de Inteligencia de The Economist. La opinión generalizada de los economistas es que el crecimiento se desacelerará este año, después de un crecimiento inesperadamente alto el año pasado impulsado por el mercado inmobiliario, las infraestructuras y la considerable contribución del superávit comercial. Se espera que estos tres factores se moderen este año debido a las medidas radicales para reducir la deuda y al freno a la producción de sectores contaminantes como los del carbón y el acero.El imperativo político de garantizar un crecimiento rápido también se ha moderado, dando así un margen de acción para reducir los estímulos. Xi consolidó su poder en el congreso del año pasado designando a personas leales a él para puestos clave.La semana pasada, el partido anunció una propuesta para modificar la constitución del país con el fin de eliminar el límite de años que el presidente puede estar en el cargo. Se espera que el Congreso Nacional del Pueblo ratifique esa propuesta este mes.Según un informe de la agencia de planificación estatal, tanto el suministro de dinero M2 como el crédito global, conocido como financiación social total (FST), crecerán a un ritmo similar al del año pasado. La FST creció un 12% en 2017, mientras que el M2 creció un 8,2%.Además del menor déficit fiscal, también se espera que disminuya el denominado gasto cuasi-fiscal de las plataformas de financiación vinculadas a los gobiernos locales debido a las nuevas reglas cuyo objetivo es restringir el endeudamiento encubierto de los ayuntamientos.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad