lunes, 18 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

11 de noviembre de 2016

El País

Guindos cree que la política expansiva del BCE “está en sus límites”

El ministro de Economía alerta del peligro que supone el alto endeudamiento público y privado de España

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha comentado esta mañana que, ante la situación de la una economía mundial con "baja inflación, baja productividad y elevado nivel de endeudamiento, la respuesta ha sido una política monetaria muy expansiva, que ha llevado a un entorno de tipos de interés ultra reducidos, a nivel global que podría mantenerse durante cierto tiempo". Sin embargo, a renglón seguido ha afirmado: "Esta política alcanza hoy claramente sus límites e incluso plantea potenciales efectos colaterales no deseados".


El ministro ha pronunciado este discurso en la Ninth Santander International Banking Conference, organizada por el Santander en Madrid, a donde ha acudido por quinto año consecutivo. Estos comentarios sobre las medidas expansivas del BCE los ha realizado en este foro de banqueros, donde han acudido representantes de bancos centrales, como el brasileño, británico y alemán, el Banco de España, la Comisión Europea y organismos financieros comunitarios. En línea con las palabras sobre los tipos de interés, el ministro ha admitido uno de "los desafíos que todavía persisten en la economía española". "España se enfrenta a un elemento de vulnerabilidad: el elevado nivel de endeudamiento de nuestra economía. La deuda del sector privado es todavía alta, pese a la considerable reducción realizada. En el caso del sector público ronda el 100% del PIB. Esta situación conjunta de deuda pública y deuda privada nos hace especialmente sensibles ante cualquier posible shock que conduzca a un aumento de tipos de interés", ha admitido el responsable de Economía. Guindos no hizo referencia a la llegada de Trump al Gobierno de Estados Unidos salvo con una frase, al inicio de sus palabras, cuando dijo que "más allá de las volatilidades de los últimos días, la economía mundial muestra algunos signos de mejoría respecto a la primera parte del año".

Guindos ha dicho que, ha diferencia de otros años, esta vez su Gobierno no tiene mayoría en el parlamento "por lo que todos los grupos políticos comparten la responsabilidad" de hacer posible una agenda que acabe con los graves problemas económicos, entre los que citó al paro.

La causa de la desigualdad

Tras la enorme deuda, Guindos dijo que "la segunda vulnerabilidad, es el mercado laboral. Aunque la tasa de paro se ha reducido en 8 puntos desde su máximo, todavía debe reducirse otros 10 puntos para situarse en su nivel previo a la crisis. Esto es fundamental, dado que la principal causa de desigualdad y pobreza en nuestro país es el desempleo, en particular, el de larga duración".

En esa agenda de objetivos, el político citó siete puntos, algunos de los cuales ya estaban entre sus prioridades desde la anterior legislatura. "En primer lugar, debemos cumplir con nuestros compromisos fiscales con Bruselas. Es necesario aprobar un nuevo presupuesto para el próximo año que asegure el objetivo de déficit del 3,1% del PIB y el esfuerzo estructural requerido".

En segundo lugar, pidió "una reforma del sistema de pensiones\ con el resto de los grupos políticos, seguida de la reforma del modelo de financiación autonómica para garantizar el mantenimiento de los servicios públicos esenciales con estabilidad presupuestaria. También reclamó medidas para aumentar el tamaño de las empresas y "fortalecer así el tejido productivo de nuestro país, con un impulso a la I+D+i".

Otra de las medidas es un asunto que ya está en marcha. Guindos afirmó que "es preciso culminar el proceso de reestructuración del sector financiero, con la privatización de las entidades todavía nacionalizadas". Además, citó la liberalización de los mercados de bienes y servicios, un intento fallido de su anterior mandato, así como un mayor dotar a España de un mayor peso en Europa "acorde a su peso e importancia estratégica.

La mutualización, clave

El proyecto de Unión Europea no se cerrará, según Guindos, hasta que no se complete la Unión Bancaria. "Hoy disponemos de una supervisión única y de unas mismas normas para la resolución de entidades bancarias, que incluye un Fondo Único de Resolución. Pero este fondo todavía no dispone de un cortafuegos público que asegure su plena eficacia. Y además, falta el Fondo de Garantía de Depósitos Único".

Para el responsable económico, no hay otro camino que "avanzar hacia una mayor mutualización; es inevitable si queremos que el euro funcione. Una de las lecciones de la reciente crisis ha sido que los mecanismos de compartición de riesgos en la zona euro no estaban suficientemente desarrollados. Por ello, esta mutualización es clave. No solo debe darse en el ámbito financiero, sino que también es imprescindible dar pasos hacia una unión fiscal y una unión política.

Como suele ser habitual, Guindos ha recordado que "el avance de la economía mundial sigue siendo débil y desigual, en un contexto en el que siguen dominando los riesgos a la baja", entre los que ha destacado "el auge del populismo, que tiene una dimensión global y diferentes manifestaciones. Una de ellas es la ola de proteccionismo, que ha contribuido a la debilidad del comercio internacional. Es un motivo de preocupación, ya que esta debilidad junto con la baja inversión, está detrás del frágil crecimiento mundial". También citó, en segundo lugar, "la incertidumbre que generan los efectos del brexit".

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad