viernes, 05 de marzo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

17 de mayo de 2016

Expansion.com

Los cuarenta sectores que no crean empleo en España

El comercio minorista, algunas actividades de la Administración y la restauración son los perjudicados del mercado laboral en el primer trimestre del año. En total, 44 sectores destruyen cerca de 300.000 empleos entre enero y marzo.

Los datos de empleo del primer trimestre del año, registrados en la Encuesta de Población Activa que se publicó hace dos semanas, muestran que la creación de puestos de trabajo sigue adelante, con la incorporación de 574.800 empleados respecto al primer trimestre del año pasado.

Sin embargo, el mercado laboral ha sufrido un cierto revés, propio de la coyuntura del arranque del año, cuando la campaña navideña justo acaba de terminar y el turismo todavía no consigue dinamizar la ocupación. De hecho, entre enero y marzo se han destruido 64.600 puestos de trabajo, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística.

En concreto, hay 44 sectores que pierden 299.400 ocupados, por otros 43 que sí mejoran las cifras de empleo. Los más perjudicados son el comercio minorista, la Administración Pública, la restauración, el empleo doméstico y la construcción especializada.

En primer lugar, las ventas al por menor se han resentido fuertemente tras las navidades, con 50.400 empleos menos. Es cierto que en apenas dos semanas los españoles gastan unos 700 euros por familia, según distintos estudios, y que esas cantidades se disipan en el primer trimestre del año, cuando no hay paga extra, pero además hay que tener en cuenta que el sector ha salido perdiendo también en el conjunto del año.

Más adelante, la Administración Pública (que incluye Defensa y la Seguridad Social, pero no educación y sanidad) reduce el número de empleados en 38.200 personas. No obstante, no conviene dejarse llevar por la impresión de que el sector público está adelgazando su plantilla, ya que las contrataciones se han disparado en educación y en sanidad. Además, las comunidades autónomas han fichado a 117.200 empleados públicos a lo largo del último año, lo que contrasta con la austeridad del Gobierno Central y los ayuntamientos.

En tercer lugar, los servicios de comidas y bebidas se dejan 33.500 ocupados entre enero y marzo. Esta evolución negativa se debe, en gran medida, a su carácter estacional, ya que la tendencia es claramente positiva en el medio plazo. De hecho, el sector gana 81.400 ocupados desde 2015. Algo similar sucede con los servicios de alojamiento, que son el otro componente de la hostelería. Aunque esta actividad perdió 4.600 puestos de trabajo en el primer trimestre, muestra un saldo muy favorable de 67.700 ocupados en el conjunto del año.

Más adelante, el personal doméstico pierde 17.200 afiliados, mientras que la construcción especializada se deja otros 14.400. Aunque la construcción había rebotado con fuerza en 2014 y en 2015, el efecto se ha empezado a agotar en los últimos meses, con caídas en todas sus ramas. Esto no se debe a un factor estacional, que no juega un papel negativo; por el contrario, los economistas alertan de que la falta de Gobierno estaría afectando a la inversión y a la obra pública, lo que dificulta el avance del empleo. De hecho, Seopan, la patronal que agrupa a las grandes constructoras, prevé que la construcción caiga un 15% este año.

Actividades técnicas

Otro de los sectores que ha sufrido un mayor varapalo es el de las actividades profesionales, científicas y técnicas, con cinco ramas de actividad en negativo, de las siete que agrupa este título. Estas ramas son la investigación y desarrollo (que se deja 7.000 ocupados), la publicidad y estudios de mercado (6.400), otras actividades profesionales, científicas y técnicas (3.000), las actividades jurídicas y de contabilidad (3.200) los servicios técnicos de arquitectura e ingeniería, ensayos y análisis técnicos (1.100). Todas ellas asumen la pérdida de 20.700 ocupados.

De hecho, hay muchos campos del sector servicios que salen muy debilitados entre enero y marzo. En este campo, se encuadran las agencias de viajes y los operadores turísticos (11.400 puestos de trabajo menos entre enero y marzo), el transporte aéreo (7.500), los seguros y fondos de pensiones (5.600), la asistencia en residencias (5.500) o las actividades de bibliotecas, archivos y museos (4.900).

Por otra parte, algunas de las ramas de la industria también se han visto muy afectadas, a pesar de una tónica general muy positiva. Así, la fabricación de fármacos salda el primer trimestre con la destrucción de 10.700 puestos de trabajo, mientras que la madera y el corcho y la minería de minerales no metálicos se dejan otros 6.000 empleos en este periodo. Finalmente, el cómputo anual muestra que sólo 33 actividades retroceden en empleo, mientras que 53 cierran en el ejercicio en positivo y una, las organizaciones extraterritoriales, de forma neutra. Las actividades que más han sufrido a lo largo del último año son la Administración Pública (63.100 empleos menos que en 2015), el comercio al por menor (26.300), la industria de la alimentación (18.100), el empleo doméstico (16.100), el suministro de energía eléctrica (15.400) y la ingeniería civil (14.600). Todas las ramas en negativo suponen la pérdida de 264.500 trabajadores.

La agricultura, estancadaEl sector primario no se ha visto ni muy perjudicado ni muy beneficiado durante el primer trimestre del año. El número total de ocupados en este periodo ascendió hasta 777.400 personas, 2.300 menos que al cierre de 2015. Esta variación se compuso de descensos en la silvicultura (2.000 personas) y en la pesca y acuicultura (2.800), mientras que la agricultura, la ganadería y la caza contrataron a 2.500 trabajadores más. Con todo, se trata de variaciones mínimas en términos porcentuales.La industria sigue al alzaEl sector industrial sigue avanzando, con la creación de 17.900 puestos de trabajo entre enero y marzo. Este incremento se ha debido al tirón de la industria manufacturera, que suma 20.100 nuevos empleos (gracias al crecimiento de la fabricación de bienes de equipo y de la industria química) y al del suministro eléctrico, con 4.800 puestos. Por su parte, la gestión de agua y residuos se mantuvo estancada y la minería perdió 6.900 empleados. Con todo ello, hay 2.481.300 trabajadores en el sector. La construcción, con problemasLa construcción había sido uno de los sectores con más tirón, pero parece que está volviendo a pinchar debido, entre otros motivos, a la pérdida de confianza por parte de los inversores y a la falta de actividad a causa de un Ejecutivo en funciones. Así, el sector ha perdido 26.800 puestos, hasta situarse en 1.031.700 ocupados. La construcción especializada copa los descensos (14.400 trabajadores menos), seguida de la construcción de edificios (6.500) y la ingeniería civil (6.000).Los servicios sufren un varapaloEl sector servicios fue al que peor le sentó el primer trimestre del año. Aunque hubo algunas ramas de actividad que mejoraron sustancialmente la ocupación, como fue el caso de la educación (53.700 puestos de trabajo más), esta evolución no fue la tónica general. De hecho, los servicios perdieron 53.300 ocupados, muy penalizados por la evolución de la hostelería y la Administración Pública, que se dejaron 38.200 empleos cada una. Además, también se vio muy afectado el comercio (27.600 ocupados menos).

Las principales actividades que sí crean empleo

Las cifras del comercio minorista, la Administración y la restauración contrastan con las de otros 43 sectores que sí elevan su número de ocupados, como ya señaló EXPANSIÓN el pasado 30 de abril. Entre ellos, destacan la educación y el comercio mayorista. El sector educativo creó 53.700 puestos de trabajo entre enero y marzo, a pesar de la retórica sobre los recortes. Por otro lado, y frente al retroceso del comercio al por menor, la rama mayorista se ha visto impulsada durante los últimos tres meses, con 17.400 ocupados más. Los servicios a edificios y actividades de jardinería incrementan su actividad. En concreto, el sector vivió un avance de 16.600 trabajadores en el último trimestre. Finalmente, las actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento ganaron 13.000 puestos de trabajo.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad