domingo, 17 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

13 de abril de 2016

El Economista

El IPC se mantiene en el -0,8% en marzo y suma ocho meses sin tasas en positivo

Los precios de los carburantes subieron menos que en marzo de 2015

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,6% en marzo respecto al mes anterior y mantuvo su tasa interanual en el -0,8% debido a la evolución de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas y a que la subida de los carburantes fue menor a la experimentada un año antes, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirma así los datos avanzados a finales del mes pasado.


De este modo, el IPC interanual encadena tres meses en negativo después de haber cerrado el año 2015 en el 0,0%, y ocho sin tasas en positivo.

Esta tasa del -0,8% es una de las más bajas desde enero del año pasado, cuando los precios se situaron en el -1,3%, su menor tasa desde julio de 2009.

Desde entonces, el IPC sólo ha experimentado tasas positivas en los meses de junio y julio de 2015 (en ambos casos del 0,1%) y diciembre del mismo año (0,0%).

Inflación subyacente

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó una décima en marzo, hasta el 1,1%, al tiempo que el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el -1%, la misma que en febrero.

La diferencia entre la inflación subyacente y el IPC general se sitúa casi en dos puntos, la mayor brecha desde julio de 2009, según el INE.

Carburantes, alimentos y bebidas

Estadística ha atribuido la estabilidad en la tasa interanual del IPC de marzo al comportamiento del transporte, que redujo su tasa seis décimas respecto a febrero, hasta el -5,3%, debido a que los precios de los carburantes subieron menos que en marzo de 2015.

También han influido en el comportamiento del IPC interanual los alimentos y las bebidas no alcohólicas, que elevaron su tasa cuatro décimas, hasta el 1,7%, debido la subida de los precios de las legumbres y hortalizas frescas; y los hoteles, cafés y restaurantes, que incrementaron su tasa dos décimas, hasta el 1,6%, por el encarecimiento de las tarifas hoteleras.

En términos mensuales, el IPC aumentó un 0,6% en marzo respecto a febrero, igualando el crecimiento mensual registrado en el mismo mes de 2015. El INE atribuye esta evolución a la subida de los precios de las gasolinas, del vestido y el calzado, de los hoteles y de los viajes organizados.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad