lunes, 18 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

07 de abril de 2016

Cinco Días

La autoridad fiscal no ve posible cumplir el déficit de 2016

Estima que España cerrará con un déficit del 4% frente al objetivo del 2,8%

El proceso de consolidación fiscal deja esa sensación de déjà vu, la impresión de que una situación ya se ha vivido antes. Cada ejercicio se sigue la misma pauta. Se fija un objetivo anual de déficit público, el Gobierno de turno dice que se cumplirá y en marzo del ejercicio siguiente se anuncia una desviación. España lleva años incumpliendo el objetivo de déficit y 2016 no será distinto. Sin embargo, ahora se produce una novedad respecto a ejercicios anteriores. Absolutamente nadie, ni tan siquiera el Gobierno, alberga la más mínima esperanza de cerrar el año sin rebasar el límite de déficit público impuesto por Bruselas.

En este contexto, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) confirmó ayer en ningún escenario cabe esperar que se cumpla el objetivo. Hay que tener en cuenta que España cerró 2015 con un desfase del 5,16% del PIB frente al límite del 4,2%.

Reducir el déficit del 5,16% al 2,8% que exige Bruselas implica un ajuste que equivale a 2,3 puntos de PIB (más de 20.000 millones). Para el organismo presidido por José Luis Escrivá, no es realista pensar que España pueda asumir tal esfuerzo. La Airef prevé que el déficit cerrará en el 4% este año, un desvío incluso mayor al registrado en 2015.

La Autoridad Fiscal hizo especial hincapié en la situación de la Seguridad Social, el eslabón de la Administración que se encuentra hoy más lejos de cumplir el objetivo de déficit público. El órgano encargado de pagar las pensiones cerró 2015 con un desfase del 1,3% del PIB y debe reducir su déficit al 0,3%. Cristina Herrero, directora de Análisis Presupuestario de la Airef, criticó que el Gobierno haya sobreestimado los ingresos de la Seguridad Social. De hecho, la recaudación debería crecer en torno a un 16% para cumplir el Presupuesto de este año. La Autoridad Fiscal defiende que se reforme el sistema de financiación para acabar con el déficit crónico de la Seguridad Social, que en su opinión está infrafinanciada.

En el caso de las comunidades autónomas, la Airef señala que en 2016 se reducirá su déficit por el incremento de la financiación, pero no será suficiente para cumplir su objetivo de déficit. La Autoridad Fiscal señaló que solo Baleares y Aragón han adoptado medidas de ajuste. Para la Airef, el riesgo de incumplimiento del déficit es muy elevado en Valencia, Murcia, Extremadura, Cataluña y Aragón. A nivel agregado, estima que el desfase autonómico se moverá entre el 1% y el 0,6% del PIB frente al objetivo del 0,3%.

Escrivá pidió no demonizar a las comunidades autónomas y no quedarse con el análisis simplista de ver qué regiones cumplen y cuales no. La Airef reclamó una reforma del modelo de financiación y señaló que la buena o mala gestión pública no siempre guarda relación con el cumplimiento del déficit.

La Airef lamentó que el Gobierno no hubiera aplicado antes medidas preventivas y pidió clarificar el marco fiscal que rige para las comunidades autónomas. Una posición que se adopta después de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunciara que pondría en marcha medidas correctivas contra las comunidades que incumplieron el objetivo de déficit. Está previsto que, en breve, Montoro remita una carta y exija un acuerdo de no disponibilidad a las comunidades que incumplieron el objetivo de déficit de 2015, que son todas menos Galicia, Canarias y País Vasco. Aun así, la Airef señaló que, a su entender, esa exigencia se limitará a comunidades que también incumplieron el plan de ajuste. Si ello fuera así, las autonomías que deberían aprobar un acuerdo de no disponibilidad serían Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Murcia y la Comunidad Valenciana. Para la Airef, las medidas preventivas deberían descansar en la elaboración de planes de ajuste que sean transparentes y permitan su seguimiento.

Escrivá no ocultó su malestar con el Ministerio de Hacienda por las dificultades de acceder a información. De hecho, el organismo llegó a interponer un recurso a la Audiencia Nacional al entender que el Gobierno ponía trabas a la labor de la Airef. Escrivá se mostró favorable a un nuevo reparto del déficit público por nivel administrativo. La directora de Análisis señaló que no tiene mucho sentido que los ayuntamientos destinen su superávit a abrir depósitos y, al mismo tiempo, la Seguridad Social y las comunidades autónomas incumplan los objetivos de déficit y tengan serios problemas para financiarse.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad