miércoles, 17 de julio de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

16 de febrero de 2016

Expansion.com

El FMI y la OCDE, los organismos que más fallan en sus previsiones para España

El FMI y la OCDE, fueron los organismos que más fallaron en sus previsiones de PIB para España en 2015, mientras que los servicios de estudios del BBVA y Funcas se situaron entre los más fiables

La Diana Esade difundida hoy y que refleja qué instituciones públicas y privadas se acercan más a los datos de cierre de PIB y de tasa de paro según la Encuesta de Población Activa (EPA), señala que ni las previsiones más optimistas supieron anticipar el crecimiento del 3,2% de la economía española.

Todas las instituciones previeron un aumento inferior tanto en el PIB como en la reducción de desempleo y fueron más pesimistas.

Respecto al alza de la economía, el BBVA, CEEM-URJC (Universidad Rey Juan Carlos) y Ceprede (Servicios de Estudios de la Universidad Complutense) fueron los organismos que más se acercaron al aumento real del PIB en 2015.

The Economist, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y La Caixa fueron las que más erraron en sus proyecciones.

En cuanto al empleo, las organizaciones analizadas tampoco supieron adelantarse a la reducción del desempleo, y se desviaron de media un 2,3% en su cálculo.

Las más optimistas fueron CEOE, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) y el Instituto Flores de Lemus, sobre la tasa de paro del 20,9% con la que cerró 2015, y pese a ello se desviaron 1,5 puntos, 1,6 puntos y 1,8 puntos, respectivamente.

Las predicciones de la CE, del FMI y del Banco de España fueron las mas alejadas de la realidad, con desviaciones de hasta casi 3 puntos.

Asimismo, la Diana Esade indica que en los últimos tres años, Ceprede, CEEM-URJC, los servicios de estudios del BBVA y del Santander, así como ICAE, Funcas y el IEE, fueron los organismos que más se acercaron al dato de PIB a cierre de año, frente al Banco de España, The Economist, FMI, OCDE, AFI y el Gobierno, que representaron las peores predicciones.

En cuanto a la tasa de paro EPA, en el último trienio BBVA, CEOE, La Caixa, ICAE y Funcas se situaron entre las que más acertaron, mientras que el Banco de España, la OCDE y el Gobierno fueron las que más fallaron.

El director de la escuela de negocios Esade Madrid, Enrique Verdeguer, considera que las previsiones más pesimistas de los organismos internacionales sobre España se debe, entre otros factores, a que hacen un análisis dentro de un entorno de países mediterráneos con mayor nivel de incertidumbre, por lo que "la economía española se ve penalizada".

Asimismo, destaca que las peores previsiones del Gobierno o del Banco de España son consecuencia de una mayor cautela ante los efectos que pueden tener estas predicciones sobre la economía, al tiempo que ha aludido a la incertidumbre registrada en 2015.

Ha señalado que Grecia, la ralentización de la tasa de crecimiento de la economía china, y la devaluación del yuan respecto al dólar en un 5 %, han motivado unas previsiones más prudentes.

Para 2016, Verdeguer augura unas proyecciones de las instituciones más "difíciles", ya que a la incertidumbre exterior se suma la política que vive España.

Ángels Valls, profesora de dirección de personas y organización de Esade, ha dicho que las características del mercado de trabajo han cambiado en los últimos años, ya que en 2015 se ha generado empleo a tasas de crecimiento del PIB más bajas.

No obstante, ha advertido de que el empleo generado podría ir acompañado de una mayor temporalidad y de salarios más ajustados.

Asimismo, ha considerado que una futura derogación de la reforma laboral no tendría porque aumentar el número de Expedientes de Regulación de Empleo, ya que "durante la crisis los ERES han sido llamativos, pero el despido individual ha representado el grueso mayoritario".

La Diana Esade se creó en 2010. Desde entonces, las predicciones realizadas por las instituciones que lo componen han mostrado que en los años 2009 y 2012 fueron más optimista que la realidad, mientras que en 2013 las desviaciones fueron menores.

El grado de acierto en 2015 fue mayor que en 2014, cuando la media de los pronósticos apenas se situó en el mitad de lo que creció realmente el PIB (1,4%).

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad