martes, 11 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

09 de julio de 2015

Expansion.com

El FMI calcula que España cerrará 2015 creciendo un 3,3%, casi el doble que la zona euro

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica que la economía española acabará el año creciendo a una velocidad de crucero. Concretamente, prevé un 3,3% interanual en el cuarto trimestre, frente al 1,8% que espera para el conjunto de la zona euro.

El organismo ha presentado hoy la actualización de sus Previsiones Económicas Mundiales (conocidas como WEO por sus siglas en inglés) y ha vuelto a revalidar las cifras que dio para España a principios de junio tras la visita de una misión del Fondo al país. De esta forma, el FMI espera que el PIB español mejore un 3,1% en 2015 y un 2,5 en 2016, seis y cinco décimas más, respectivamente, de lo estimado en abril.

La novedad en esta ocasión son sus previsiones de crecimiento para el último trimestre del año, periodo en el que espera que España crezca un 3,3% (nueve décimas más que lo estimado en abril, cuando auguraba un 2,4%). Sin duda, un ritmo de crecimiento muy superior al de las principales economías del euro. De hecho, Alemania sólo avanzará un 1,8%, Francia un 1,7% e Italia un 1,2%. El PIB del conjunto de la zona euro aumentará un 1,8%, lo que sitúa a España a la cabeza del crecimiento de la región a final de 2015.

La recuperación continúa en la zona euro

El FMI mantiene que la recuperación económica en la zona euro está en marcha con la mejora general de la demanda doméstica y la inflación que comienza a aumentar. En este contexto, el organismo ha revisado al alza las proyecciones de crecimiento para muchos países de zona euro (como es el caso, especialmente, de España), aunque alerta de que Grecia, debido a los últimos acontecimientos, va a tener que pagar un peaje más alto que lo que apuntaban las expectativas anteriores.

Ralentización a nivel mundial por el frenazo de EEUU

El informe del Fondo presidido por Christine Lagarde asegura que el crecimiento mundial será del 3,3% este año, ligeramente más bajo que en 2014, "con un repunte gradual en las economías avanzadas y una desaceleración en los mercados emergentes y las economías en desarrollo". En 2016, espera que el crecimiento se fortalezca hasta el 3,8%.

El organismo achaca esta ralentización a la caída de la actividad en América del Norte en el primer trimestre. De hecho, ha recortado en seis décimas las previsiones para Estados Unidos en este año hasta el 2,5%.

Sin embargo, el FMI explica que hay factores que apuntan a "una aceleración gradual de la actividad económica en las economías avanzadas" como las condiciones financieras, la política fiscal más neutral en la zona euro, los precios más bajos de combustible, así como la mejora de la confianza y las condiciones del mercado de trabajo.

El Fondo apunta que en Japón el crecimiento en el primer trimestre de 2015 fue más fuerte de lo esperado, con el apoyo de un repunte de la inversión de capital. Sin embargo, explica que el consumo sigue siendo lento y, por ello, ahora se espera que el repunte del crecimiento en 2015 "sea más modesto".

En general, el FMI prevé que el crecimiento en las economías avanzadas aumente del 1,8% en 2014 al 2,1% en 2015 y al 2,4% en el 2016,"un repunte más gradual que el que era previsto en abril", explica.

Las economías emergentes se frenan

Por otra parte, el organismo calcula que el crecimiento en las economías emergentes y en desarrollo se va a frenar desde el 4,6% en 2014 al 4,2% en 2015, como ya se esperaba.

En 2016 , el crecimiento esperado para estos mercados emergentes es del 4,7%, en gran parte a causa de la mejora prevista en las condiciones de varias economías en dificultades, incluyendo Rusia y algunas economías de Oriente Medio y el Norte de África.

Recorta el crecimiento de América Latina a un 0,5%

El FMI volvió hoy a recortar drásticamente las previsiones de crecimiento de Latinoamérica, que se expandirá apenas un 0,5% en 2015 y un 1,7% en 2016, cuatro y tres décimas menos de lo esperado en abril, lastrada por la caída de los precios de las materias primas y el cambio de modelo en China.

El FMI prevé que Brasil concluya este año con una contracción del 1,5% y que México se expanderá un 2,4%, en ambos casos con revisiones a la baja de cinco y seis décimas, respectivamente, frente a lo calculado tres meses atrás.

En el caso de Brasil el recorte en los cálculos se debe al ajuste fiscal aplicado por el gobierno para estabilizar sus cuentas públicas, mientras que México se ha visto afectado por el bache del primer trimestre del año de la economía estadounidense.

Para el próximo año, la institución dirigida por Christine Lagarde pronostica que Brasil crezca un 0,7% y México lo haga a una tasa de 3%, lo que supone en ambos casos rebajas de tres décimas respecto a las perspectivas de abril.

Los riesgos siguen a la baja

La distribución de los riesgos para la actividad económica mundial "aún se inclina a la baja", comenta el documento.

"Los riesgos a corto plazo incluyen un aumento de la volatilidad de los mercados financieros y los cambios de precios de los activos problemáticos, al tiempo que un crecimiento potencial más bajo sigue siendo un importante riesgo a medio plazo, tanto en las economías avanzadas como en los mercados emergentes", subraya.

"Los precios más bajos de las materias primas también plantean riesgos para las perspectivas de las economías en desarrollo de bajos ingresos después de muchos años de fuerte crecimiento", añade.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad