domingo, 07 de marzo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

26 de marzo de 2015

Expansion.com

El Banco de España sube la previsión del PIB para 2015 al 2,8%

El Banco de España cree que el PIB se acelerará este año hasta un ritmo del 2,8%, ocho décimas más de lo anunciado anteriormente.

Para 2016, el organismo que dirige Luis María Linde estima que el producto interior bruto (PIB) perderá algo de ritmo (vivirá "cierta atenuación", indica), hasta una tasa del 2,7%. Según explica el boletín económico, correspondiente a marzo, tendrá este año y el que viene "un patrón de crecimiento caracterizado por el vigor de la demanda interna privada y por el progresivo fortalecimiento de las exportaciones".

Durante el periodo enero-marzo de este año, el Banco de España calcula, de forma provisional, que la economía se habría expandido a un ritmo del 0,8% intertrimestral y de 2,5% interanual.

Según asegura el documento, la mejoría de las previsiones económicas se apoya en dos factores. El primero es "el progresivo avance en la corrección de los desequilibrios que viene produciéndose en los últimos años y con la mejora del entorno macrofinanciero de la economía española, impulsado por las políticas desplegadas tanto a escala nacional como en el ámbito europeo".

El segundo es un cambio de escenario con estos ingredientes: la reducción del precio del petróleo, "que se está traduciendo en un impulso a las rentas de los hogares y en una disminución de los costes de producción de las empresas" y la depreciación del tipo de cambio del euro. También destaca los efectos de la reforma fiscal que tendrán peso este año y las consecuencias de los programas de compra de activos del BCE, que "apoyarán asimismo el crecimiento del producto a lo largo del horizonte de proyección".

En concreto, para 2015 el Banco de España pone de relieve que el poder de compra de los hogares "seguirá impulsado por la reciente caída del precio del crudo". En cambio, ya para 2016, espera un modesto encarecimiento del petróleo, "lo que motivará un menor avance de la renta real con respecto a este año". De esta manera el organismo estima que el consumo privado marcará un aumento mayor en 2015 (del 3,3%) que en 2016 (2,4%), " a pesar de que los hogares tenderán a suavizar su patrón temporal de gasto, ajustando su tasa de ahorro, que pasaría del 9,5% de su renta bruta disponible en este año al 8,7% en el próximo".
La inversión se aceleraría a una tasa del 5,9% este año y del 6,7% el que viene, mientras que las exportaciones aumentarían el 5,2% y el 5,8%, respectivamente, y las importaciones, el 6,2% y el 6,3%.
Otro dato especialmente llamativo es el impulso de la inversión residencial, que ya creció en 2014 y registrará un aumento del 4,2% y del 6,6% en 2015 y 2016, respectivamente. Entre las causas de este estirón están el fortalecimiento de la demanda y la reducción de existencias. Pese a ello, también influirá a la baja la menor creación de hogares, explica.
Mejorías en el mercado de trabajo
En cuanto al mercado de trabajo, el Banco de España considera que el empleo va a seguir registrando "tasas de crecimiento elevadas en relación con el ritmo de avance del producto". Así, calcula que aumentará un 2,7% este año y un 2,6% en 2016, lo que comportaría ritmos de avance de la productividad aparente del trabajo levemente positivos. Esto vendría acompañado de una moderación de los costes laborales (que ya repuntarían menos del 1% en 2016).
También llama la atención el incremento de la población activa (las personas en disposición de trabajar). Con estas premisas, la tasa de paro seguirá contrayéndose a un ritmo incluso superior al observado en 2014, "hasta situarse en el entorno del 20% al final del horizonte de proyección".

Por su parte, la evolución de los precios seguiría en negativo este año, hasta una tasa del -0,2% en 2015, y volvería terreno positivo en 2016, hasta una media del 1,2%.
Pese a la esta revisión al alza de las estimaciones en conjunto, el Banco de España aún ve algunas nubes en la reactivación. "El impacto de la profundidad de la crisis sobre la situación económica y financiera de hogares, empresas y AAPP no se ha disipado plenamente, lo que exige perseverar en las acciones de política económica necesarias para fortalecer las bases de la recuperación", asegura.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad