jueves, 14 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

01 de septiembre de 2014

Cinco Días

El precio de la vivienda vuelve a crecer seis años después

Primeros síntomas de recuperación

Ha llegado el sector inmobiliario a un punto de inflexión? Las estadísticas que elaboran el Ministerio de Fomento, INE o las tasadoras parecen indicar que la caída de ventas y de precios estarían tocando fondo y que incluso podría iniciarse un período de tímidas subidas. La última que apunta en esa dirección es la que elabora trimestralmente los registradores de la Propiedad, en la que se señala que el precio de la vivienda habría subido un 0,97% entre abril y junio respecto al mismo período de 2013, lo que supone, según los registradores, el primer crecimiento interanual de la vivienda en seis años.

En la consecución de la primera subida de precios desde el inicio de la crisis ha tenido una especial incidencia la mejora de las compraventas. Entre abril y junio, las operaciones se han incrementado en cuatro comunidades autónomas respecto al mismo período de 2013: Navarra, con un 6,16% más; Baleares (4,97%), Canarias (4,92%) y Cataluña (0,12%). Pese a esta leve mejoría, las transacciones inmobiliarias (que incluyen nueva y usada) bajan un 8,91%, lastradas por el desplome en la vivienda nueva, que registró un descenso del 17,8%. En términos absolutos, las operaciones culminadas en estos tres meses (310.864) también siguen en mínimos históricos y muy lejos del millón de transacciones cerradas antes del estallido de la crisis.

Frente al deterioro sufrido por los inmuebles nuevos, las operaciones de segunda mano solo han bajado un 0,59% y ya hay ocho comunidades autónomas en las que ha habido más transacciones que hace un año, gracias a una bajada de precios más acusada. Además de las cuatro citadas anteriormente también figuran Andalucía, Comunidad Valenciana, La Rioja y País Vasco.

Respecto al anterior trimestre, el precio de la vivienda registra un avance del 1,53%, lo que supone que los precios estarían actualmente en los niveles de 2003. Pese a ello, desde que la vivienda alcanzó máximos en 2007, el precio medio ha caído un 32%.
La estadística de los Registradores constata que el repunte de ventas y la tímida subida de precios obedece al buen comportamiento de las provincias de la costa mediterránea y de Canarias y Baleares, con la excepción de Madrid. Tomando las tasas de variación interanuales, los ascensos han correspondido a las provincias de Málaga (9,33%), Las Palmas (7,08%), Navarra (6,16%), Barcelona (5,22%), Baleares (4,97%), Tenerife (2,51%) y Girona (0,08%). Seis de las siete provincias se sitúan en las zonas identificadas como de mayor actividad inmobiliaria.

En este escenario, los expertos sí se atreven a hablar de un punto de inflexión. Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista.com, asegura que “las compraventas que se producen pertenecen a la parte más alta del mercado”. En su opinión, “podríamos estar ante la paradoja de que el precio medio sube porque sólo se venden las viviendas de precio medio-alto, mientras que el resto del mercado continúa ajustando precios”.

Los extranjeros ya compran más del 13% de los inmuebles
La prolongación de la crisis durante seis años ha provocado una profunda transformación en el perfil de los compradores de vivienda. En 2009 solo el 4,24% de las operaciones eran protagonizadas por extranjeros; cuatro años y medio después, ese porcentaje se ha triplicado y llega al 13,03%, lo que representa el máximo de la serie histórica. Por nacionalidades, los británicos son los que más vivienda compran, con un 15,3% del total de extranjeros, seguidos de franceses (10,77%) y rusos (8,54%). Entre los diez primeros países de la clasificación destaca la presencia de países que tradicionalmente no aparecían en estas clasificaciones, como China o Argelia, con un 3,1% y un 2,7% de las compras realizadas por foráneos. Esta irrupción podría estar provocada por la aplicación de la Ley de Emprendedores y la posibilidad que ofrecía de otorgar visado a aquellos extranjeros que compraran inmuebles por medio millón de euros o deuda pública por dos millones de euros.
La relación “diferida” entre adquisiciones y embargos
La estadística de los Registradores revela como el número de embargos se ha elevado en el segundo trimestre hasta los 18.921 frente a los 18.480 del primero. Andalucía y Cataluña son las autonomías que más contabilizan, con 4.067 y 4.028 (un 43% del total entre ambas), mientras que País Vasco y La Rioja son las que menos sufren, con 94 y 39. El 88,42% correspondieron a residentes, mientras que el 11,58% a extranjeros. En este último caso, los ecuatorianos son los más afectados, con un 18,4% sobre el total de extranjeros, seguidos por marroquíes (11,38%) y británicos (9,22%).

¿Cómo es posible que los ecuatorianos sean los que más embargos sufren cuando no son los que más compran? Los registradores achacan esa circunstancia al “diferimiento temporal” entre la compraventa con financiación hipotecaria y el embargo. “Los ecuatorianos actualmente no se encuentran entre los que más compran, pero sí lo hacían en el ciclo alcista”, aseguran.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad