viernes, 20 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

08 de abril de 2014

Expansion.com

El Fondo ve una recuperación más fuerte en la zona euro, aunque con muchos matices

El Fondo Monetario aprecia una recuperación más fuerte en el área monetaria, pero alerta de que la relajación de las reformas supone un serio peligro.

La actividad global se ha fortalecido en 2013 y durante los primeros meses de 2014. Y es de esperar que lo siga haciendo hasta 2015, con mucho más ímpetu en las economías avanzadas, pues los riesgos a la baja han remitido.
Con este optimismo inicia el Fondo Monetario Internacional (FMI) su informe de previsiones de primavera (World Economic Outlook), en el que espera que el crecimiento global, que llegó al 3% en 2013, pase al 3,6% en 2014 y al 3,9% en 2015. En ambos casos, se trata de una décima menos de que lo esperaba el organismo en enero, lo que no parece demasiado significativo si se compara con la triple amenaza que se cierne sobre el planeta en forma de mayor tensión en los mercados emergentes, de temores de deflación y de nuevos riesgos geopolíticos.
En este escenario, el Fondo no varía las previsiones de las economías avanzadas (2,2% este año y 2,3% en 2015) ni de EEUU (2,8% y 3%, respectivamente). Sin embargo, sí hay revisiones al alza en la zona del euro: los cálculos mejoran una décima, hasta el 1,2% este año y el 1,5% el próximo. "El crecimiento en el área será positivo, pero variado: fuerte en las potencias del núcleo, pero débil en los países con deuda elevada y fragmentación financiera". En este último grupo se encuentra España que, pese a sufrir una revisión al alza superior a la de Alemania y Francia, seguirá a la cola europea durante 2015.
A cambio, la eurozona será también la más amenazada por las bajas tasas de inflación, que "han salido a la luz", pudiendo provocar "un aumento de las tasas de interés reales, un incremento de la carga de la deuda privada y pública, y un debilitamiento de la demanda interna y el PIB". Por eso, insiste en pedir al BCE medidas no convencionales contra la deflación.

Acción política
Pero las reformas no sólo dependen del banco central. El organismo avisa al área monetaria de los riesgos derivados de la "disminución del apetito para completar las reformas tras la mejora del crecimiento". Se necesita acción política para reducir el paro y la deuda desde los niveles "inaceptablemente altos y para preservar la confianza del mercado".
Pide asimismo prestar atención a los ajustes fiscales, que serán más difíciles por el hecho de que "el potencial de crecimiento en muchas economías avanzadas es aún muy bajo", según Olivier Blanchard, economista jefe del organismo.
Pero las recetas del alto funcionario no pasan esta vez por más subidas de impuestos. En un plano general, sin citar ningún país, considera esencial que se tomen medidas para examinar el tamaño de la Administración Pública y la inversión que realiza.
Respecto al bloque emergente, la rebaja de previsiones es más pronunciada: en 2014 quedan en el 4,9% (dos décimas menos) y en 2015 en el 5,3% (una décima menos). "La economía se verá beneficiada de la mayor demanda externa en las economías avanzadas, pero perjudicada por el endurecimiento de las condiciones financieras", apunta el Fondo.
En resumen, la recuperación global es aún débil a pesar de la mejora de previsiones generalizada. Y los riesgos a la baja permanecen. Por eso, el FMI sugiere la necesidad de que la retirada de estímulos de la Reserva Federal sea paulatina, pues "una normalización inesperadamente rápida de la política monetaria de EEUU podría provocar una desorden financiero profundo", con mayor riesgo de contagio a las potencias emergentes.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad