jueves, 13 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

09 de enero de 2014

El Economista

El crédito nuevo para pymes crece a un ritmo del 4,8%

El saldo de los préstamos para vivienda aumenta por primera vez

El crédito aún tardará mucho tiempo en volver a niveles anteriores a la crisis, pero en los últimos meses está dando las primeras señales de que los bajos niveles de concesión han tocado fondo y se empieza a adivinar un cambio de tendencia.
Así, y según los últimos datos del Banco de España, los nuevos préstamos por un valor inferior al millón de euros, los que se asocian con las pymes, han crecido en noviembre del año pasado a ritmos del 4,8% respecto a idéntico mes del año anterior. Así, si en noviembre de 2012 las entidades de crédito concedieron 11.054 millones en este tipo de créditos, en el undécimo mes del año pasado la cifra creció hasta los 11.584 millones.
El dato es significativo porque es el segundo mes consecutivo en que las nuevas concesiones superan a las del año anterior, lo que puede suponer el principio de una tendencia creciente. En octubre, y por primera vez a lo largo de la crisis, los nuevos créditos para pymes superaron a los del mismo mes del año anterior, si bien el aumento se limitó a un 0,11%.
Las entidades prevén que durante 2014 el nuevo crédito vaya en aumento y algunas, como el Sabadell o Bankia, calculan que el incremento se aproximará al 10%. Los últimos datos del Banco de España podrían anticipar estos cálculos de los grupos bancarios.
Desaceleración de las caídas
Pero si para las pequeñas y medianas empresas la reactivación se nota tímidamente en estos últimos meses, no ocurre lo mismo para las empresas de mayor tamaño, aquellas que son destinatarias de los créditos de más de un millón de euros, si bien se nota una desaceleración en la caída.
En noviembre, el importe de las nuevas operaciones alcanzó los 20.285 millones de euros, lo que supone un retroceso de casi un 10%. Sin embargo, el porcentaje el mes anterior se ampliaba hasta un 22,9%.
Por otro lado, tanto los datos de nuevas concesiones de crédito a grandes empresas como la evolución del saldo vivo hay que matizarlo. Según el supervisor, este tipo de empresas ha aprovechado durante los últimos meses la mejoría de la prima de riesgo para realizar emisiones de deuda, por lo que los datos sobre crédito no sólo dan idea del volumen concedido por las entidades de crédito sino también de su mayor apelación a la financiación no bancaria.
Con respecto al saldo de los créditos, sigue menguando para los concedidos a empresas. Esto supone que la amortización de deuda sigue siendo superior al ritmo de la nueva producción.
En el mes de noviembre, el saldo de bancos, cajas y cooperativas alcanzó la cifra de 610.444 millones de euros, que equivale a una disminución del 0,7% respecto al mes anterior y de un 19,4% respecto a un año antes.
El saldo que presenta un avance respecto al mes anterior, es el de los créditos concedidos a familias para vivienda. En noviembre, y por primera vez en los últimos diecinueve meses, desde abril de 2012, sube. Lo hace en 1.406 millones respecto a octubre, lo que supone un modesto aumento mensual del 0,24 por ciento.
Unos 50.000 millones menos
El volumen de la cartera de créditos para vivienda alcanzó su máximo en diciembre de 2010, ya entrada la crisis, cuando llegó a los 648.281 millones de euros. Desde ese momento, hasta las últimas cifras publicadas, las de noviembre, el saldo ha disminuido en un 8,3 por ciento, más de 50.000 millones.
La amortización por parte de las familias de su deuda financiera y las menores concesiones de hipotecas es lo que explica que la cartera crediticia haya estado disminuyendo desde el año 2010. El leve repunte de noviembre sobre el mes anterior se explicaría por una mayor concesión de hipotecas, en 55 millones, sobre el mes anterior y, sobre todo, por un menor ritmo en las salidas de balance.
En todo caso, el dato de un único mes habrá de ser refrendado por registros posteriores para poder calificarlo, bien como un cambio de tendencia o como de un simple hecho aislado. Por ahora, las cifras interanuales aún siguen mostrando un descenso en el volumen de esta cartera crediticia del 3,75%.
En cuanto a la nueva producción de hipotecas para familias, en el acumulado de enero a noviembre, los préstamos disminuyen en un 26 por ciento. Si en los primeros once meses de 2012 los créditos concedidos para esta finalidad alcanzaron los 26.111 millones de euros, en el mismo periodo del año pasado cayeron a 19.318 millones.
Por su parte, el crédito al consumo es el que presenta síntomas más claros de recuperación. Las nuevas concesiones, entre enero y noviembre del año pasado, han sumado 7.464 millones de euros, mientras que en el mismo periodo de 2012 el volumen de la nueva producción alcanzó los 7.204 millones, lo que supone que ya se concede un 3,8 por ciento más que hace un año.
Estos préstamos también son los que habían presentado los mayores retrocesos durante la crisis. Si las concesiones de hipotecas a familias para vivienda menguaron en torno a un 68 por ciento de 2008 a 2012, los préstamos al consumo registraron en el mismo periodo una caída superior al 75%.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad