miércoles, 13 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

26 de abril de 2013

Invertia

El Gobierno creará un nuevo IPC para reducir el coste de los contratos públicos

Una de las grandes incógnitas que ha dejado la presentación del nuevo plan de reformas del Gobierno es el indicador al que se indexarán las rentas públicas

Por el momento, la vicepresidenta del Gobierno sólo ha aclarado que se aplicará a todos los contratos públicos, de forma que dejarán de estar automáticamente indexados al Índice de Precios al Consumo (IPC), como hasta ahora, es decir, su prórroga no conllevará la consolidación de la inflación directamente.

¿Cómo se elaborará este nuevo índice? Pues es una incógnita. El Gobierno no aclara qué indicadores utilizará para construirlo, lo que indica que será un índice totalmente nuevo. A partir de entonces, se abre un enorme campo de posibilidades. En cualquier caso, todo indica que, se elabore como se elabore, el resultado será más bajo que el IPC, puesto que tendrá que servir para ahorrar.

Por ejemplo, se podría cambiar la cesta de la compra reduciendo el peso de los productos energéticos o del transporte, que suelen ser los que empujan el IPC. Tampoco se sabe aún si incluirá algún cálculo sobre la evolución de otros conceptos, como los salarios.

Tampoco ha quedado claro a quién afectará la futura Ley de Desindexación, que estará lista en el último trimestre del año. Hasta ahora, los pensionistas reciben una compensación en enero si la inflación supera el aumento de las prestaciones. ¿Se quedarán sin esta paga extra? Es probable, aunque aún no se ha admitido oficialmente.

Sus efectos a largo plazo aún son más complicados de prever. ¿Utilizarán las empresas este nuevo índice para renovar sus convenios? ¿Acabará por ser el índice de referencia para la revalorización de contratos, pensiones y sueldos públicos?

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad