lunes, 08 de marzo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

17 de junio de 2012

Invertia.com

Grecia vota por seguir en la eurozona con su respaldo a los conservadores

El dirigente del partido conservador Nueva Democracia (ND), Andonis Samarás, se proclamó ganador de las elecciones en Grecia e invitó a las fuerzas europeístas a formar un Gobierno de salvación nacional.

"El pueblo heleno ha votado hoy por la permanencia del país en la eurozona y a favor de las fuerzas políticas que traerán empleo desarrollo y empleo", declaró ante los medios de comunicación el dirigente conservador.

"Para eso invitamos a todas las fuerzas políticas que creen a eso a participar a un Gobierno de salvación nacional", añadió.

El líder de ND, que ha obtenido en torno al 30 % de los votos, se comprometió a aplicar "políticas europeas" para garantizar el desarrollo del país, abrumado por una elevada deuda soberana y un visible empobrecimiento de su población.

"Trabajaremos para que el país salga de la crisis", aseguró Samarás, quien se refirió al que del voto del pueblo saldrá un Gobierno estable con orientación proeuropea.

Nueva Democracia, partidario de seguir en la eurozona, apoyó las medidas de austeridad exigidas por la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) a cambio de un rescate financiero a Grecia, aunque ahora pretende una renegociación de sus términos.

ESCRUTINIO AL 50%

El partido conservador Nueva Democracia (ND), dirigido por Andonis Samarás, ganó hoy los comicios legislativos en Grecia y, aunque no logró la mayoría absoluta, podrá gobernar el país con ayuda de los socialdemócratas del Pasok y formar una coalición partidaria del rescate al país.

Resistió así el envite de la izquierda de Syriza, dirigida por el por el carismático y joven Alexis Tsipras con su mensaje de rotundo rechazo al memorándum de medidas de austeridad impuestas por Bruselas, venciendo así las fuerzas europeístas sobre los adversarios a las duras condiciones de austeridad.

Tsipras ha estado aupado por el descontento de cinco años consecutivos de recesión y el creciente desempleo, y ha logrado poner en jaque al tradicional bipartidismo que ha controlado la política en Grecia durante los últimos 35 años.

Con la mitad de los votos escrutados, ND obtuvo el 30,2 % de los votos, frente al 26,3 % de Syriza.

Les siguieron el Pasok con el 12,7 %, el nacionalista Griegos Independientes con el 7,4 %, el neonazi Amanecer Dorado con el 6,9 %, la centroizquierdista Dimar con el 6 % y el Partido Comunista con el 4,4 %.

Con estos resultados, ND obtendrá 130 diputados y el Pasok 34 que juntos servirán para formar un gobierno con más de los 151 de los 300 escaños en el Parlamento, una amplia y cómoda mayoría absoluta.

Del mismo modo, el líder socialdemócrata, Evánguelos Venizelos, pidió que con estos resultados es necesario volver a tratar de pactar un gobierno de "unidad nacional" con la participación de ND, Syriza, Pasok y Dimar.

"Si queremos una Grecia que permanezca en el euro, mañana debe haber gobierno", dijo alertando al resto de líderes de que tienen en sus manos una "misión nacional".

Sin embargo, Tsipras rechazó participar en un gobierno de estas características y parece improbable que las formaciones de la izquierda apoyen a un gobierno formado por los partidos tradicionales, menos aún cuando ND y Pasok ya disponen de una mayoría absoluta.

(En Berlín, en declaraciones a la Segunda Cadena Cadena de la Televisión Alemana (ZDF), el ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, dijo, antes de conocerse el resultado electoral, que Grecia debería seguir con el ajuste fiscal y las reformas estructurales si quiere seguir en el euro.

"Lo decisivo es que se forme un gobierno pro-europeo que no ponga en duda todo lo que se ha acordado", dijo.

"No puede haber cambios sustanciales en los tratados. Se podría hablar de cambios en el cronograma pero no hay camino distinto al de las reformas", añadió el ministro).

El nuevo gobierno liderado por ND deberá tratar de renegociar el memorándum (de austeridad) tal y como prometió a sus electores ya que de otra forma será muy fácil para la nueva oposición liderada por Syriza mantener la presión sobre los conservadores.

Los resultados muestran que los dos partidos que quedaron en las primeras plazas, ND y Syriza, han atraído el voto de los partidos que quedaron fuera del Parlamento, y además han conseguido robar electores a Griegos Independientes, el Partido Comunista y en menor medida al Pasok, que continúa empequeñeciéndose a pesar de disponer ahora de la llave del gobierno.

Sin embargo, los neonazis de Amanecer Dorado y los centroizquierdistas de Dimar lograron mantener su base electoral respecto a los anteriores comicios.

Cerca de 9,9 millones de griegos estaban llamados a votar en estas elecciones después de que en las del pasado 6 de mayo la fragmentación del parlamento resultante de los comicios impidió la formación de gobierno.

La jornada de votación, a pesar de la pasión con que se han vivido, transcurrió en calma en prácticamente todo el país a excepción de algunos incidentes muy localizados.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad