viernes, 15 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

20 de abril de 2012

Expansión.com

Funcas prevé que la economía retrocederá un 1,5% en 2013

Actualizan sus previsiones

El último informe de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) mantiene las perspectivas de evolución de la economía española en el -1,7%, pero recorta sus previsiones para 2013. En vez de crecer dos décimas, los analistas creen que el PIB volverá a caer un 1,5%.

La previsión de crecimiento del PIB para 2012 se mantiene en el -1,7%, pero en 2013 se recorta desde el 0,2% hasta el -1,5%. Esta última cifra se ha obtenido "partiendo de la introducción, dentro del escenario de previsiones, de recortes de gran calado en el gasto público así como de incrementos en el IVA e impuestos especiales hasta llegar al objetivo del 3% del déficit público", señala María Jesús Fernández, analista de Funcas.

"De ahí la diferencia tan notable entre esta previsión y la del FMI publicada el pasado día 17, ya que esta última se ha realizado bajo el supuesto habitual de que no se adoptan medidas de política económica adicionales a las ya anunciadas".

Para 2012, la única modificación sustancial en las previsiones que es las caídas más intensas no tendrán lugar en el primer trimestre de este año, como se esperaba en el anterior escenario, sino en los trimestres centrales. "La mejoría del clima a que han dado lugar las dos operaciones masivas de financiación llevadas a cabo por el Banco Central Europeo en diciembre y febrero, es el principal factor que explica la contención de la caída del PIB en el conjunto de la zona euro en el primer trimestre de este ejercicio", señala el informe.

"En el caso de las entidades españolas, dichos recursos han sido empleados en buena medida para adquirir deuda pública, lo que relajó, las tensiones. Pero esta actuación solo supone un alivio temporal, ya que los problemas que se encuentran en el origen de la crisis de la deuda siguen sin resolverse, y concretamente, en el caso de España, los fundamentos económicos siguen siendo débiles".

El riesgo de un retorno de las tensiones no ha desaparecido, y se materializó nuevamente a mediados de marzo, situándose esta vez España en el centro de la tormenta. "El desapalancamiento de los agentes privados, el ajuste del mercado inmobiliario y el saneamiento de las entidades financieras son procesos que siguen en marcha, manteniendo, mientras tanto, la demanda nacional en estado de postración".

Por otra parte, "las exportaciones, que han sido el único –aunque modesto- sostén de la economía española desde el inicio de la crisis, van a evolucionar de una forma menos dinámica que en los dos años anteriores debido a la recaída de la economía europea. Finalmente, la crisis de la deuda sigue deteriorando el clima económico y alimentando una sensación creciente de desconfianza e incertidumbre", continúa el trabajo de Funcas.

"En estas circunstancias, y en el contexto de la estrategia de política económica adoptada en el ámbito europeo, el severo ajuste del déficit público que deben realizar las administraciones públicas, obligadas por la creciente dificultad para financiarse a un coste asumible, induce una espiral descendente de deterioro de la actividad económica, caída de los ingresos públicos y profundización de las medidas de ajuste, que pone en cuestión la posibilidad material de cumplir con los objetivos de déficit".

En opinión de los expertos, esto "acentúa la desconfianza de los inversores internacionales hacia la economía española, agravando la dificultad para obtener financiación. A esto, además, hay que añadir el impacto negativo derivado del elevado precio del petróleo. Estos factores van a pesar sobre la economía española no solo este año, sino también el próximo. Esto, junto a la adopción del supuesto de que en 2013 se van a adoptar todas las medidas necesarias para cumplir el objetivo de déficit, constituye el principal elemento que diferencia el escenario actual de previsiones del anterior".

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad