jueves, 13 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

20 de febrero de 2012

Invertia.com

Reunión clave del Eurogrupo para limar los últimos flecos del nuevo rescate a Grecia

La zona del euro está dispuesta a tender una vez mas la mano a Grecia y concederle con un segundo rescate un importante balón de oxigeno para evitar su quiebra inmediata

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, uno de los que más presión ha ejercido sobre el Gobierno de coalición de Atenas, ha afirmado hoy en una entrevista al diario "Der Tagesspiegel" que los ministros del euro están de acuerdo en conceder la ayuda, "si Grecia aplica hasta final de mes todas las promesas y reformas".

El diario Financial Times ha señalado que existe una lista de 24 acciones previas que Atenas debe hacer hasta final de mes.

Grecia podrá contar además con el rescate completo, porque la posibilidad de dividirlo en dos -el canje de bonos con la banca y la ayuda- está descartada, dado que "una aprobación escalonada (...) no sería constructiva", señaló Schäuble.

"Decidiremos el lunes sobre el programa entero, que después se ejecutará paso a paso", añadió.

Pero Schäuble también condicionó la aprobación de la ayuda a que estén "todas las demás cuestiones aclaradas", y esas serán hoy objeto de debate entre funcionarios de alto nivel del euro.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, fue quien advirtió el viernes de que los planes para la sostenibilidad de la deuda griega no van por buen camino y que con el rescate actual Atenas no podrá reducir su deuda del 160 % al 120 % en 2020.

"Estamos muy lejos del objetivo; todavía hace falta mucho trabajo (...) y todas las conversaciones que mantendré hasta el domingo por la noche tratarán de acercar la cifra al objetivo", indicó.

La sostenibilidad de la deuda es importante para el FMI y la zona euro, sobre todo, para Alemania, Holanda y Finlandia, que no pueden justificar ante sus ciudadanos y parlamentos más contribuciones sin antes tener atado este elemento.

Schäuble indicó en este sentido que la cuenta bloqueada para Grecia "es una prioridad para la reducción de la deuda".

Esa cuenta se creará para que Atenas de prioridad al pago de la deuda. Además habrá probablemente una supervisión sobre el terreno, según lo acordado en la cumbre del 26 de octubre.

Pero aún deben definirse las estructuras del control.

La cuenta tendrá que tener suficientes fondos del rescate para que Grecia pueda hacer frente a los pagos de su deuda durante un periodo de 9 a 12 meses, y si los fondos caen por debajo de este umbral, se recurrirá a fondos destinados a financiar el funcionamiento del Gobierno, según el Financial Times.

Se estudian además otras medidas y técnicas para solventar el problema de la deuda, como reducir nuevamente los intereses que se cobran a Grecia por los préstamos que ha recibido desde mayo de 2010 o implicar al BCE, que podría redistribuir los beneficios procedentes de la venta o el canje de bonos a los países del euro y éstos a su vez a Atenas y así no financiaría directamente un Estado.

Varios medios apuntan además a la posibilidad de que los bancos nacionales asuman las mismas pérdidas que el sector privado.

El BCE y los bancos nacionales han canjeado en los últimos días bonos griegos por nuevos para proteger su cartera de pérdidas y de cualquier intento de obligar a las entidades a asumir quitas mediante una cláusula de acción colectiva, según WSJ.

El canje incluiría los alrededor de 50.000 millones de euros en bonos griegos comprados bajo el programa especial de adquisición de deuda, pero no así unos 12.000 millones en obligaciones griegas que tienen bancos nacionales como inversiones, según ese diario.

El 8 de marzo se iniciará el canje de bonos con los acreedores privados, mediante el cual condonarán a Grecia la mitad de la deuda en sus manos (100.000 millones de euros) al asumir unas pérdidas netas del 70 % sobre sus títulos.

Por último queda por definir la aportación al rescate del FMI después de que el WSJ informara de que solo quiere contribuir 13.000 millones de euros cuando normalmente aporta un tercio.

Pese a todo, la zona euro parece determinada a evitar que Grecia quiebre el 20 de marzo, cuando tiene que hacer frente a vencimientos de deuda por 14.400 millones de euros.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad