domingo, 18 de abril de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

16 de diciembre de 2011

Cinco Días

Los institutos económicos alargan a todo 2012 la recesión en España

La recesión en España no se acabará en marzo. Los expertos coinciden en que se extenderá a lo largo de todo 2012 y que el deterioro económico elevará la tasa de paro hasta el 23% de la población activa.

Los servicios de estudios siguen corrigiendo sus previsiones por el deterioro económico en España. Si la semana pasada fueron los 18 servicios de estudios que consulta Funcas para la realización de su consenso económico quienes revisaron a la baja sus estimaciones (cinco de ellos preveían recesión para 2012), ayer les tocó el turno al Instituto de Estudios Económicos (IEE) y a Ernst & Young. Ambos coinciden en que habrá una segunda recesión el año que viene (prevén que el PIB caerá un 0,1% y un 0,2%, respectivamente) y que la tasa de paro se elevará hasta el 23% de la población activa. Ninguno cree que se vaya a crear empleo y de hecho el IEE augura que se destruirán 275.000 puestos de trabajo, los mismos que se han perdido a lo largo de este ejercicio.

Ambos también coinciden en que no se cumplirá el objetivo de déficit fiscal ni este año ni el que viene, aunque varían respecto al desvío que se producirá. El IEE augura que el déficit este año descenderá hasta el 6,8% del PIB (ocho décimas más de lo pactado con Bruselas) y que seguirá bajando al 4,5% (una décima más). Ernst & Young, por su parte, prevé que llegará al 7% (un punto más) y al 5,3% (un punto más), respectivamente. En este contexto, el director general del IEE, Joaquín Trigo, consideró ayer que la consolidación fiscal debe ser la prioridad, con un ajuste previsto de 35.000 millones en dos años. Por ello solicitó al futuro Ejecutivo la presentación de una hoja de ruta para los próximos tres o cuatro años, en las que figuren detalladas las partidas que se van a recortar.

Déficit y deuda

El informe semestral de coyuntura incide en la necesidad de acometer ajustes sobre aquellas partidas que engrosan el déficit estructural y entre ellas señala el que generan las comunidades autónomas. Y para ello propone que la autorización para emitir deuda pública deba condicionarse al cumplimiento de los objetivos de déficit y la creación de una oficina de presupuestos, que controle la evolución del déficit y verifique los ingresos previstos, para evitar las desviaciones presupuestarias que se han producido en anteriores ejercicios.

El informe también propone medidas de choque en materia laboral para tratar de recuperar el mercado de trabajo, como la reducción de las cotizaciones sociales para las empresas, eliminar la ultraactividad de los convenios o la equiparación de los costes del despido a la media de la Unión Europea (22 días por año trabajado). Respecto a la propuesta del presidente de CEOE, Juan Rosell, para la creación de miniempleos (contratos de 15 horas por 400 euros y más 150 de cotizaciones, como en Alemania), el presidente del IEE, José Luis Feito, fue especialmente claro. "Prefiero los miniempleos al maxiparo. Se trata de reducir el paro, no de convertir todos los empleos en miniempleos", remarcó.

Por su parte, la consultora Ernst & Young exigió ayer al próximo Ejecutivo que actúe con decisión para emprender reformas que favorezcan el crecimiento económico y hagan atractiva la contratación laboral. El informe cifra el crecimiento medio de la economía en 2011 en el 0,7%, pero ha rebajado sus últimas previsiones de crecimiento para 2012, publicadas en septiembre, en siete décimas, pasando de uno positivo del 0,9% a uno negativo del 0,2%. De hecho, cree que no volverá a haber tasas positivas hasta 2013, en el que el PIB avanzará un tímido 0,8%.

En su opinión, la cara más dramática de esta coyuntura adversa será una tasa de paro que alcanzará su techo en el 23,6% en 2012. Ningún servicio de estudio de los que ha presentado hasta ahora previsiones había estimado un dato tan negativo (AFI y Funcas habían previsto una tasa del 23%). De hecho, Ernst & Young prevé que el deterioro del mercado laboral se mantenga a lo largo de varios años, ya que considera que la tasa de paro no bajará del 21% al menos hasta 2015. El informe también augura que España no conseguirá llevar el déficit público al 3% al menos hasta 2015.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad