jueves, 13 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

10 de noviembre de 2011

Cinco Días

La CE alerta de que España no cumplirá el 6% de déficit

La Comisión Europea ha rebajado las previsiones de crecimiento para España. Una décima menos en 2011 (0,7%) y ocho menos de lo pronosticado para el próximo año (1,5%). España no cumplirá los objetivos de déficit ni esta año y ni los tres siguientes

El déficit español no se ajustará a las exigencias europeas en los próximos dos años. La CE dibuja una senda de crecimiento económico casi plano que afecta de manera muy negativa al equilibrio fiscal. Las previsiones marcan un 6,6% del PIB para este año (0,6% por encima del objetivo), 5,9% para 2012 y 5,3% para el 2013 (año en el que debería quedar fijado en el 3%). La previsión empeora los datos anticipados por la CE en mayo: un 6,3 % y el 5,3%, respectivamente. La tasa de desempleo en cambio ha sido revisada al alza y se situará en el 20,9% en 2011 y 2012, frente al 20,6% y 20,2% calculado por Bruselas en su pronóstico de primavera.

El Ejecutivo comunitario recalcó en su informe de hoy que aunque España ya está tomando medidas de consolidación a nivel central y regional, "se necesitarán incluso más medidas correctivas para lograr el objetivo de déficit este año". En cuanto a la inflación, la CE prevé que la tasa española caiga un poco más del 2% hacia finales de año y se mantenga relativamente baja en 2012, de manera que se situará en el 3% en 2011 y en el 1,1% el próximo año.

La Comisión explica en el capítulo que dedica a España en las previsiones económicas de otoño que sus cálculos para 2012 se basan en la asunción de un escenario sin cambios de política económica, debido a que aún se desconocen las medidas que adoptará el próximo Gobierno español, tras las elecciones del 20 de noviembre.

Estancamiento en la eurozona

"El crecimiento se ha detenido en Europa" y la economía comunitaria "podría recaer en una nueva fase de recesión", según el informe de la CE. El Ejecutivo comunitario ha recortado su previsión de crecimiento para la UE hasta el 1,6% del PIB en 2011 y el 0,6% en 2012 (frente al 1,8% y al 1,9%, respectivamente) que había previsto en primavera.

En cuanto a la eurozona, sólo crecerá un 1,5% este año y un 0,5% el año que viene (frente al 1,6% y el 1,8% que Bruselas vaticinó en primavera). El crecimiento sólo volverá en 2013, aunque será lento, del 1,5% en la UE y el 1,3% en la eurozona.

El parón económico afectará a todos los grandes Estados miembros. El crecimiento en Alemania se desacelerará desde el 2,9% este año hasta el 0,8%; Francia pasará del 1,6% al 0,6%; Italia se mantendrá estancada con un progreso de apenas el 0,5% este año y el 0,1%; y Reino Unido apenas avanzará un 0,7% este año y un 0,6% el que viene.

Entre los países rescatados, la economía griega se contraerá un 5,5% este año y un 2,8% el que viene; Portugal decrecerá un 1,9% en 2011 y un 3% en 2012; y sólo Irlanda se salva de la recesión con un crecimiento del 1,1% tanto este año como el siguiente.

Nueva fase de recesión

"El crecimiento se ha detenido en Europa y podríamos conocer una nueva fase de recesión", ha alertado el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn. "La creación de empleo progresa en algunos Estados, pero no prevemos un retroceso real del paro en la UE en su conjunto", ha señalado. De hecho, Bruselas prevé que la tasa de paro de la UE y de la eurozona se mantenga en torno al 10% de la población activa al menos hasta 2013.

"El reinicio del crecimiento y de la creación de empleo pasará necesariamente por el retorno de la confianza en la viabilidad presupuestaria y en el sistema financiero y por la aceleración de las reformas destinadas a reforzar el potencial de crecimiento de Europa", ha insistido.

Las finanzas públicas han pasado este año, según Bruselas, de una fase de estabilización a una fase de saneamiento. El déficit público se elevará al 4,7% del PIB en la UE y al 4,1% en la zona euro en 2011. En 2012, alcanzará el 3,9% en la UE y el 3,4% en la eurozona. Por lo que se refiere al nivel de deuda, en el conjunto de la UE subirá hasta el 85% en 2012 y se estabilizará en 2013. En la zona euro seguirá subiendo y superará el 90% en 2012.

En cuanto a la inflación, Bruselas vaticina que descienda desde el 2,6% de media en la eurozona debido a los precios de la energía hasta el 1,7% en 2012 y el 1,6% en 2013, por debajo del objetivo de estabilidad de precios del Banco Central Europeo (BCE).

La Comisión avisa de que este escenario todavía podría empeorar si prosigue la crisis de deuda soberana, empeora la situación de los bancos y se ralentiza todavía más la economía mundial.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad