jueves, 25 de febrero de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

31 de octubre de 2011

Invertia.com

Un 56% de las familias ha usado en 2011 sus ahorros para los gastos diarios

Un 56% de las familias españolas se han visto obligadas este año a utilizar sus ahorros para afrontar los gastos cotidianos en el actual periodo de crisis, según un estudio hecho público hoy por la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros

El contenido del informe ha sido presentado en Zaragoza por la vicepresidenta de Adicae, Ana Solanas, y el responsable de proyectos de la asociación, Miguel Jiménez, en un acto reivindicativo en la calle con motivo de la celebración del Día Mundial del Ahorro para denunciar la venta de "productos tóxicos" financieros por parte de las entidades de ahorro y bancarias.

El estudio, realizado entre 1.500 ahorradores españoles y que también se ha presentado en otras doce ciudades del país, destaca que la crisis económica no sólo ha cambiado los motivos por los que se decide ahorrar sino que los ahorros se han convertido en un medio para hacer frente a los gastos cotidianos.

Así, un 25% de los encuestados destinaron sus ahorros a gastos imprevistos mientras que sólo un 4% los dedica a pagar la vivienda.

En el informe se constata que un 51% de las familias que consiguieron ahorrar lo hicieron por miedo a perder el trabajo y no por el tradicional objetivo de garantizarse un futuro a más largo plazo.

Adicae señala en su estudio que un 26% de los encuestados aseguran no tener ningún ahorro acumulado para hacer frente a la actual crisis económica, y sólo un 17% admite tener menos de 6.000 euros "para lo que pueda pasar".

Frente a un 66% de los encuestados que afirman tener su dinero en cuentas corrientes y depósitos seguros, la asociación constata que un 31% reconocen que los bancos y cajas solo les proporcionan información exclusivamente comercial sobre los productos que contratan, sin una asesoría añadida sobre riesgos.

Como consecuencia de esta información y del "escaso interés" de las entidades por conocer las características de idoneidad de sus clientes, un 62% de los consumidores admiten haber tenido "malas experiencias" en su banco o caja, y un 47% califican estas situaciones de "fraude".

Según el responsable de proyectos de Adicae, cajas y bancos españoles comercializan "productos tóxicos" para hacer frente a sus problemas de falta de liquidez como bonos estructurados, pagarés o acciones preferentes.

Jiménez ha destacado que estas entidades comercializan estos productos como "depósitos seguros", sin informar de que no están avalados por un fondo de garantía de depósitos que los cubra y que permita su rápida recuperación.

Para hacer frente a esta situación, Solanas ha explicado que los afectados disponen de la posibilidad de recurrir en primer lugar a los departamentos de atención al cliente de sus entidades financieras, así como al Banco de España y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Ha destacado que aunque los informes estos organismos no son vinculantes para las entidades financieras, su contenido puede ser utilizado en favor de los afectados en un proceso judicial.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad