domingo, 22 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

18 de octubre de 2011

El economista.es

Los PIGS contribuyen más que Alemania, Francia y Finlandia al rescate de la Eurozona

Los países más pobres contribuyen al rescate de la Eurozona más que los ricos

A pesar de que las mayores críticas a la ampliación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF, por sus siglas en inglés) han llegado de Alemania y los países más ricos de Europa, la realidad muestra que los países más pobres de la Eurozona e incluso España y Portugal contribuyen más a él que los ricos y protestones vecinos del "núcleo". Rogoff: "Grecia es sólo la punta del iceberg, Portugal e Irlanda también reestructurarán su deuda".


Si nos atenemos a la contribución en función del PIB de cada país, los datos muestran que Estonia y Eslovaquia, los dos miembros más pobres del grupo, son los mayores contribuyentes al rescate de la Eurozona, lo que ayuda a entender por qué ha habido tanta oposición en estos países al fondo de rescate.

Según recoge la agencia Bloomberg, Estonia contribuye con una cantidad equivalente al 13,9% de su economía, mientras, que en el caso de Eslovaquia este porcentaje asciende al 11,7% del PIB. Estos datos contrastan con Alemania, que contribuye con un 8,5% de su PIB, un porcentaje inferior también que el de Malta, Chipre, Eslovenia, Portugal y Grecia (que ya están rescatada, paradojas de la Eurozona) e incluso Italia y España.

Cabe destacar asimismo como Luxemburgo, el país con una mayor renta per cápita de Europa y el segundo más rico del mundo, es el menor contribuyente según esta métrica. Holanda, Austria y Finlandia, que también han mostrado públicamente su rechazo a ampliar la ayuda a los países que ellos consideran "derrochadores", ocupan igualmente los últimos puestos en cuanto a contribución al fondo de rescate. "¿Podemos sorprendernos de que este tema haya copado la agenda de los políticos populistas?" se pregunta Vladimir Zlacky, economista de Unicredit en Bratislava, la capital eslovaca. "Mayores refuerzos en los rescates o un mayor poder para Bruselas podrían seguir siendo asuntos difíciles de vender en países como Eslovaquia".

Precisamente este países puso nervioso a los mercados financieros la semana pasada después de que su parlamento no apoyara la ampliación del fondo de rescate. Sin embargo, finalmente, fue aprobado en una segundo votación, pero los problemas hacen pensar que futuras medidas podrían contar con el rechazo de este tipo de países.

Ahora, todas las miradas se dirigen a lo que pueda pasar este fin de semana, con la cumbre europea que se celebrará el próximo 23 de octubre y de la que se esperan novedades para resolver los problemas de la Eurozona. Sin embargo, Alemania ya se encargó ayer de rebajar las expectativas de una solución contundente.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad