sábado, 16 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

14 de julio de 2011

Cinco Días

El Ibex digiere mal las amenazas de Moody's

La prima de riesgo en el entorno de los 310 puntos

Al Ibex, al igual que a Bruselas, no le gustan las acometidas de Moody's. El selectivo español abre la sesión con fuertes caídas que rebasan el 1% como respuesta a la puesta en perspectiva negativa de la deuda estadounidense por parte de la calificadora. Mientras tanto, la prima de riesgo aguanta mejor y sube pero muy levemente hasta los 311 puntos. En pleno debate, y ataque, sobre el trabajo desempeñado por las agencias de calificación, estas han decidido no amilanarse y actuar todavía con mayor fuerza. Moody's ha sido la primera en pronunciarse, aunque parece que no va a ser la última. La agencia anunció ayer que la deuda de Irlanda pasaba a ser considerada bono basura debido a las altas probabilidades de que el tigre celta necesite un segundo paquete de ayuda financiera. Decisión a la que hay que sumar el anuncio de que la nota de EE UU se pone en perspectiva negativa por el retraso en el acuerdo sobre el techo de gasto. Todo ello dificulta aún más un escenario que ya se planeaba complicado y que el Ibex está digiriendo con dificultad. El índice ha abierto la sesión con un descenso del 1,07% que se agrava por momentos. De momento ya se han perdido los 9.500 puntos.

Este descenso está siendo liderado una vez más por el sector financiero. Bancos y cajas de ahorro se someten este viernes por segundo años consecutivos a las temidas pruebas de resistencia. Más duras y con un escenario más complejo. El momento no podía ser peor. Crisis bursátil, fiscal y política. Un escenario complejo con el que el sector intenta lidiar. Además, su gran peso en el selectivo hace que su comportamiento arrastre al resto algo que hoy están haciendo y muy bien. El rojo vuelve a ganar.

En el mercado de deuda los ánimo, aunque candentes, se muestran algo más tranquilos. Nada más despertar la brecha entre la rentabilidad pagada por el bund alemán y el bono español a diez años se estrecha muy ligeramente, alcanzando los 210 puntos básicos. Apenas tres enteros más que el cierre de ayer pero que son más achacables a la buena salud de los títulos germanos, utilizados como valor refugio en tiempos de tormenta financiera, que a un castigo a la marca España. Entre resto de los países periféricos destaca el mayor interés exigido a Dublín que ya abona un 14% por su papel a una década, nivel que solo supera, como no, Grecia.

Por su parte el euro lucha por recuperar posiciones y recupera los máximos tocados la semana pasada. La divisa comunitaria ya se sitúa en los 1,42 dólares y sube impulsado por la leve recuperación respecto la locura de anteriores jornadas. A pesar de ello, habrá que estar atento a la reunión fantasma del Eurogrupo por si se plantean novedades respecto a la participación del sector financiero en la factura griega. Si esto ocurre la moneda europea podría recuperar aun más posiciones respecto el dólar. Aunque esto depende de Merkel, y ya se sabe que con ella nada es fácil.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad