martes, 24 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

24 de junio de 2011

Expansion.com

La AIE abre las reservas de crudo y el precio del petróleo cae al nivel de febrero

El precio del petróleo se desplomó hoy a ambos lados del Atlántico tras la decisión de la Agencia Internacional de Energía (AIE) de poner en el mercado 60 millones de barriles en el próximo mes.

En una rueda de prensa posterior a la decisión, la AIE ha defendido su decisión por la necesidad de compensar los problemas el suministro de petróleo y no como una respuesta para rebajar el precio del crudo. Sin embargo, la reacción en los mercados de materias primas fue inmediata. El precio del crudo, que ya vivía una sesión de fuertes caídas con la fuerte revalorización del dólar y la rebaja de previsiones de crecimiento de la Fed, acabó con una fuerte depreciación.

En Londres, el barril del Mar del Norte y de referencia en el mercado europeo, el Brent, se desplomó al cierre hasta su precio más bajo desde el 22 de febrero. Su caída fue del 6%, hasta los 107 dólares, aunque durante la sesión llegó a perder más del 8%. En el caso del barril West Texas, de referencia en los mercados estadounidenses, el descenso fue ligeramente más moderado aunque al igual que el Brent cerró en niveles de febrero. La caída del 4,6% bajó su cotización de cierre a su precio más bajo desde el 18 de febrero, hasta los 91,02 dólares.

El movimiento de la AIE ha permitido una relajación notable en la cotización del crudo, que impulsado por las rebeliones en el Norte de África ha firmado en los últimos meses una escalada en los hasta alcanzar máximos de casi tres años. "Un mayor ajuste del mercado de petróleo amenaza con minar la frágil recuperación económica global", ha advertido la AIE, que ha tomado esta medida de emergencia por tercera vez en la historia
La AIE ha señalado que pondrá en el mercado 60 millones de barriles, o 2 millones de barriles al día durante un mes, de los que 30 millones procederán de Estados Unidos. Por compararlo, el consumo global de petróleo ronda una media de 85 millones de barriles diarios.

Nobuo Tanaka, el director de la AIE, ha concretado que los 28 países miembros aportarán en conjunto dos millones de barriles diarios durante 30 días, una decisión tomada en concertación con los principales productores y con otros Estados importadores de crudo que no pertenecen a su organización.

"La acción colectiva de la AIE pretende complementar los incrementos de producción esperados de esos países para cubrir la brecha hasta que haya una cantidad de petróleo adicional suficiente que llegue a los mercados mundiales", ha destacado la institución.

Por tercera vez en la historia la institución adopta esta solución. En la Guerra del Golfo, en 1991, la AIE ya abrió las reservas al igual que en 2005, cuando el Huracan Katrina destruyó plataformas petrolíferas en el Golfo de México.

La guerra en Libia y la OPEP
El fuerte aumento de los precios del petróleo ha supuesto un freno a la ya de por sí endeble recuperación económica global. Desde que comenzaran los disturbios en Túnez el pasado diciembre y se trasladaran las revueltas por Egipto, Libia, Yemen, Siria y otros estados de la región productora de crudo más importante del mundo, el valor del barril ha escalado hasta su mayor cotización desde septiembre de 2008.

Pero es el conflicto de Libia el que más ha afectado en el tiempo a la producción de la materia prima, debido a la guerra civil que vive el país africano y que ha llevado a la OTAN a intervenir. Además, la decisión de la AIE llega después de que hace dos semanas la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) tomara la decisión de no aumentar la producción de crudo para paliar la falta de producción en Libia.

La medida podría ser respaldada en las próximas horas por Arabia Saudí. El emirato, que ya decidió aumentar su producción pese al rechazo de la OPEP, mostrará su conformidad a la decisión de la AIE, en la que podría ser la antesala para un nuevo aumento de la producción. Algunos analistas consideran que esta medida podría ser una solución más a medio y largo plazo.

El miedo a una recesión
En el fondo de la medida subyace el miedo a que la economía de Estados Unidos vuelva a caer en una recesión. Los datos macroeconómicos de los últimos meses han sido negativos y la actividad económica ha vuelto a enfriarse, en especial el consumo, que en mayo experimentó su primera caída en ventas al por menor en casi un año por el impacto de la subida de los precios de la energía en la economía de los estadounidense. De hecho,históricamente cada vez que el barril de crudo protagoniza una escalada de precios, Estados Unidos cae en recesión.

Si el consumo se resiente, y ya de por si esta bastante contenido tras la peor recesión desde los años 30, Estados Unidos corre el riesgo de volver a caer en decrecimiento económico, ya que la actividad ocupa más de dos terceras partes del PIB de la primera economía del mundo. Precisamente ayer la Fed rebajó sus previsiones de crecimiento para este año y el siguiente y reconoció una recuperación más lenta de la esperada.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad